Es una ocasión única, debido a la exclusividad de este deportivo holandés.

Si hacemos un repaso a los modelos más singulares construidos en las últimas tres décadas, los vehículos de Spyker, un fabricante artesanal holandés, seguro que merecen un hueco en la clasificación. A pesar de sus problemas financieros recurrentes, la firma holandesa consiguió crear entre los años 2001 y 2009 uno de sus deportivos más emblemáticos: el C8 Laviolette.

Curiosamente, una de las pocas unidades que se construyeron durante esos años, equipada con un bloque V8 de origen Audi, con 400 CV de potencia y 480 Nm de par motor, ahora se encuentra a la venta y, a la vista de su magnífico estado de conservación, podría ser una ocasión ideal para adquirir un superdeportivo exclusivo y codiciado por muchos coleccionistas.

Galería: Spyker C8 Laviolette con motor V8 de Audi, a la venta

A pesar de que los orígenes de la marca Spyker se remontan a 1920, como fabricante aeronáutico, la firma moderna que llegamos a conocer más recientemente, se fundó en 1999 y se puso de largo con la presentación del concept C8 Spyder, en el salón de Birmingham, en el año 2000.

El C8 Spyder era un superdeportivo sin techo, construido a mano, que mostraba una infinita atención por los detalles, además de equipar un poderoso bloque V8 de origen Audi. Tuvo que transcurrir un año, para que Spyker mostrase, en 2001, el C8 Laviolette, que añadía un techo de cristal, para convertirse en el primer coupé del fabricante neerlandés.

Spyker C8 Laviolette con motor V8 de Audi, a la venta

Las pretensiones de Spyker eran ambiciosas y la marca incluso construyó una versión de competición del C8 Laviolette, conocida como Double 12 R, que corrió en las 24 Horas de Le Mans en 2003. Spyker volvió a esta competición en 2009, con el C8 Laviolette GT2R revisado. El equipo quedó en quinto lugar en la clase GT, una enorme hazaña para un pequeño fabricante de superdeportivos artesanales.

Spyker C8 Laviolette con motor V8 de Audi, a la venta

Además de la herencia procedente de la competición, el Spyker C8 Laviolette representa uno perfecto ejemplo de lo que una fabricación artesanal es capaz de conseguir. Todos los componentes, obviamente, están construidos a mano, pero cuentan con elementos diferenciados, inspirados en el mundo aeronáutico, incluyendo la construcción masiva en aluminio, de la que presume el C8.

Spyker C8 Laviolette con motor V8 de Audi, a la venta

En el interior, tal y como puedes apreciar en las imágenes, se perciben numerosos guiños al mundo de los aviones, especialmente, en la parte de la instrumentación. Otro detalle muy llamativo de este vehículo es que la caja de cambios está expuesta, por lo que podemos apreciar todos los engranajes al descubierto y disfrutar de la visión del funcionamiento de la transmisión, algo que en todos los casos, permanece oculto en cualquier otro vehículo.

Spyker C8 Laviolette con motor V8 de Audi, a la venta

Suponemos que el precio de venta no será accesible para un gran número de interesados, pero, al menos, hemos encontrado una unidad, en magnífico estado. Se trata de una estupenda ocasión de adquirir uno de los superdeportivos holandeses más exclusivos de todos los tiempos y de parte de la historia del automóvil.

Si estás interesado, solo tienes que pinchar en el siguiente enlace, donde recibirás más información sobre el vehículo. De momento, solo te puedo decir que el precio de venta está en 125.000 dólares (116.000 euros, al cambio actual), aunque esa cantidad podría subir un poco más.

Fuente: Bring a trailer