El especialista también ofrece preparaciones de 475 y 551 CV para el compacto alemán.

El preparador RENNtech siempre ha sentido predilección por los Mercedes-Benz y, en esta ocasión, ha ampliado considerablemente la potencia del Mercedes-AMG A 45 S. Si el modelo de producción alcanza los 421 CV, a partir de un motor turboalimentado de gasolina, con 2,0 litros de cilindrada, el especialista alemán extrae mucha más caballería de esa misma mecánica.

En concreto, hablamos de tres kits, a la venta a partir del primer trimestre de este año, que logran 475, 551 y nada menos que 600 CV. ¡Una auténtica locura!

Galería: Mercedes-AMG A 45 S de RENNtech

Para lograr los dos niveles de potencia más altos, hay que instalar un turbocompresor, un sistema de escape y una centralita específicos. En cambio, los clientes que 'se conformen' con 475 CV solo modificarán en su coche los parámetros del software.  

Aunque RENNtech no ha desvelado cuáles son las prestaciones del Clase A 45 S tras pasar por sus manos, estamos convencidos de que reducirá la aceleración de 0 a 100 km/h en unas décimas de segundo. Conviene recordar que el compacto alemán de serie completa esta maniobra en 3,9 segundos.    

Por si todo esto fuera poco, el preparador germano está trabajando en más componentes para el deportivo de Stuttgart. A finales de febrero, los clientes podrán solicitar un catalizador deportivo, así como un escape, que mejora el sonido del vehículo. Además, también comercializa llantas forjadas de 19 y 20 pulgadas, para aportar un toque más 'racing' al exterior. 

Galería: Mercedes-AMG A45 y CLA 45 4MATIC+ 2020

En fin, si los 421 CV del modelo de producción han batido un nuevo registro en el segmento de los compactos, disponer de 600 tiene que ser una experiencia realmente apasionante. ¿Te atreverías a potenciar así tu coche?