El primer SUV cero emisiones de la marca alemana se fabricará en China para todo el mundo, a partir del próximo año.

Hace ya más de año y medio que BMW presentó su Concept iX3, un todocamino que adelantaba el primer SUV completamente eléctrico de la firma de Múnich, y que ahora sabemos empezará a fabricarse el año que viene. Se trata de la versión cero emisiones del BMW X3, y convivirá con las variantes con motor de combustión de dicho modelo.

El nuevo todocamino será fabricado en Shenyang (China), y de su producción para todos los mercados del mundo se encargará la 'joint venture' BMW Brilliance Automotive, compañía participada por el fabricante alemán y su socio chino Briliance Auto.

Galería: BMW iX3 2020, teasers

Este SUV estrenará la quinta generación del sistema de propulsión eléctrico eDrive de BMW, el mismo que, a partir de 2021, también equiparán los futuros BMW i4 y BMW iNext. Una de las novedades es que tanto el motor eléctrico como la transmisión y los componentes electrónicos van alojados en un mismo módulo, reduciendo así el tamaño y el peso del conjunto.

El propulsor del iX3 ofrece una potencia de 286 CV y un par motor máximo de 400 Nm, que se envía únicamente a las ruedas traseras. BMW destaca que, gracias a un nuevo método de fabricación del motor, ya no hacen falta tierras raras para producirlo. Se llaman así, tierras raras, a un grupo de 17 elementos de la tabla periódica, que son materiales muy preciados en la industria tecnológica para la fabricación de componentes eléctricos y electrónicos, debido a sus propiedades magnéticas.

Por su parte, la batería tiene una capacidad de 74 kWh y va instalada en la zona inferior del vehículo, algo que, según BMW, consigue que no se pierda espacio para los ocupantes ni para el equipaje con respecto a un BMW X3 convencional. La marca promete un consumo eléctrico inferior a 20 kWh cada 100 kilómetros, así como una autonomía homologada de 440 kilómetros en ciclo WLTP.