De momento es un prototipo que tardará casi dos años en llegar, pero esconde un gigantesco propulsor de 9,5 litros de cilindrada.

La firma norteamericana Factory Five Racing mostró en la pasada edición del SEMA Show de Las Vegas el chasis, aún como prototipo, de su futuro superdeportivo, el llamado F9R, ideado para sustituir a su modelo previo, el GTM de mediados de los años 2000.

Este F9R biplaza es un 'kit-car', y por tanto, se venderá a piezas para ser montado en casa, pero a diferencia de su predecesor, el motor va instalado en posición delantera y no central. Se trata de un enorme bloque V12, de 9,5 litros, con una potencia de 760 CV y un par motor máximo de 949 Nm.

Galería: Factory Five F9R

Su carrocería de estilo coupé, de casi 2 metros de ancho y diseñada por Jim Schenck y Phil Frank, está fabricada con composites de fibra de carbono y destaca por un aspecto propio de la competición, con un enorme alerón, un gran splitter delantero y un voluminoso difusor trasero, entre otras cosas.

Gracias al uso de la fibra de carbono, el fabricante pretende que el peso en vacío del modelo ronde los 1.088 kilogramos, una cifra bastante comedida, teniendo en cuenta el potencial de su motor de doce cilindros.

En cualquier caso, Factory Five Racing asegura que el modelo, a nivel de ingeniería, está diseñado para que se puedan instalar otros motores, además del V12, como por ejemplo propulsores V8 "small block" de origen Ford, o de la familia LS de General Motors.

De momento el objetivo de la compañía de Massachusetts es fabricar un prototipo de pruebas y arrancar con los test en primavera y verano de este próximo año, con la idea de empezar la producción ya a finales de 2020 o a principios de 2021.