Sentimos decirte que el Audi Q3 Camping Tent nunca pasó de la fase de prototipo...

Sin duda, una de las mayores claves del éxito de los vehículos camper es que, en muchas ocasiones, las transformaciones pueden llevarse a cabo sobre un modelo que ya se tiene en propiedad. Vamos, que si ya dispones de una furgoneta en casa, no hace falta llevar a cabo un desembolso tan grande como el que supondría, por ejemplo, hacerse con una autocaravana.

En esa línea se basaba el prototipo que hoy recordamos. Presentado en Wörthersee 2014, el paraíso de las preparaciones del Grupo Volkswagen, se trataba un Audi Q3 de la época, complementado por un accesorio muy especial: una tienda de campaña... de verdad.

Galería: Audi Q3 Camping Tent 2014

Según palabras de la propia marca, el accesorio se montaba en un tiempo inferior a los 10 minutos, podía anclarse al coche y aguantaba rachas de viento de hasta 70 km/h. Y sí, sobre el techo, podía transportar con seguridad un kayak, para terminar de redondear las jornadas de ocio.

Respecto al Q3 que se presentó, recurría al motor turbodiésel 2.0 TDI, de 177 CV de potencia y 380 Nm de par máximo, asociado a la transmisión automática de doble embrague S tronic, con siete velocidades, y al sistema de tracción total quattro. Con ese esquema, el todocamino alemán era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos.

¿Motivos por los que se quedó en el camino? La verdad, no lo sabemos oficialmente, aunque tenemos algunas ideas al respecto... más allá de que, seguramente, ni siquiera Audi tuviera la idea de comercializarlo en la cabeza y solo construyó el concept como un simple reclamo hacia su catálogo de accesorios originales.

El primer motivo es que, para quien de verdad le guste el mundo de los modelos camper, seguro que no es una solución muy convincente. Y segundo, no parece sencillo convencer a los potenciales clientes para que compraran algo así, cuando habría opciones de especialistas en la materia que seguro ofrecían un producto parecido (o incluso mejor) por un precio más barato. En cualquier caso... ¿tú que opinas?