Se trata de un 9-3 Aero Turbo, de 2014, que solo ha recorrido 66 kilómetros.

Si te consideras un seguidor fiel de la marca sueca Saab, seguro que te gustará saber que ahora puedes adquirir un 9-3 Aero, de 2014, muy especial. Se trata del último Saab contruido en la historia y ahora está en venta.

La empresa encargada de subastar este clásico es la sueca Bilweb Auctions, que espera que alcance una cantidad elevada, tal y como apunta, Peter Sundfeldt, el encargado de tasar y valorar el estado del vehículo. De hecho, nosotros ya nos hicimos eco de esta subasta hace unos meses, debido al interés que podía entrañar.

Galería: El último Saab fabricado, en venta

Obviamente, el precio es la principal incógnita alrededor de este vehículo. Bilweb ofrece una estimación que oscila entre las 350.000 y las 450.000 coronas suecas (al cambio, entre 32.200 y 41.400 euros, aproximadamente).

A modo de aclaración, que sepas que ese precio es unos 9.000 euros inferior al precio base del Saab 9-3 Aero que se vendía en 2014. Aunque no es menos cierto que este vehículo podemos catalogarlo como prácticamente nuevo, como demuestran los 66 kilómetros que refleja el cuentakilómetros.

Según apunta la descripción de la casa de subastas, se trata del último automóvil que salió de la fábrica de Saab en Trollhätten y solo recorrió unos kilómetros, en una pista de pruebas cercana a la fábrica, para realizar un reportaje fotográfico promocional.

Este 9-3 Aero Turbo 4 equipa un motor de gasolina, tetracilíndrico y turboalimentado, 2.0 EcoTec, con una potencia de 220 CV. La fuerza del motor se encauza hacia el eje delantero a través de una caja de cambios automática de seis velocidades.

El último Saab fabricado, en venta

Respecto a la marca, se pensaba que el final definitivo de Saab llegaría en el año 2012. Sin embargo, después de la intervención de National Electric Vehicle Sweden (NEVS), las líneas de producción volvieron a funcionar a finales de 2013. Un periodo que concluyó en mayo de 2014, cuando NEVS no logró asegurar el capital necesario.

Evidentemente, no hablamos de un final acorde a la historia del fabricante sueco, pero estamos convencidos que todavía quedan muchos admiradores de Saab y que esta subasta supone una oportunidad especial para disfrutar de un pedazo de la historia de la firma nórdica.

Fuente: Bilwebauctions.se, a través de Facebook