Tranquilo, si la mejora te parece demasiado salvaje, hay un segundo kit con 'tan solo' 450 CV.

Fundado hace más de 35 años, en Reino Unido, Mountune en un preparador bastante especial. Principalmente, porque cuenta con el beneplácito de Ford a la hora de mejorar sus vehículos y, encima, sus trabajos son compatibles con la garantía del fabricante.

La última muestra de su trayectoria es el Ford Focus RS que te mostramos en esta ocasión. Un modelo con un motor turboalimentado de gasolina EcoBoost, de 2,3 litros y 350 CV, que ya no se puede encontrar en los concesionarios, pero al que sus usuarios todavía pueden hacer algunos pequeños 'ajustes'.

Galería: Prueba Ford Focus RS 2017

Para los aficionados de la marca del óvalo, Mountune ofrece dos kits específicos. Por un lado, el denominado m450, aumenta el rendimiento hasta los 450 CV de potencia y los 580 Nm de par máximo. Sin duda, es un buen primer paso.

Ahora bien, hay conductores que buscan un puntito más. Para todos ellos está destinado el paquete m520, que mejora los datos hasta los 520 CV y los 700 Nm de par.

La base del incremento, entre otras muchas cosas, es la sustitución del turbocompresor de fábrica por un BorgWarner EFR, específico para cada uno de los casos.

Eso sí, debemos mencionar que la preparación más potente cuenta con algunos cambios profundos y adicionales, como la introducción de un nuevo árbol de levas, una bomba de gasolina específica e importantes modificaciones en la electrónica. 

¿Los precios? En el mercado británico, parten de las 2.950 libras esterlinas (al cambio, unos 3.230 euros), para la variante de acceso, y de las 5.975 (unos 6.545), para la preparación tope de gama. 

Dicho esto, si quieres ver de lo que es capaz del Ford Focus RS de Mountune, te recomiendo que le eches un vistazo al vídeo que encabeza esta noticia. Allí podrás ver cómo 'respira' esta bestia de 520 CV.