Como queda demostrado en el vídeo, el coche acelera de forma brutal.

Ya sabes que la combinación de un coche muy potente, con un solo eje motriz, y una carretera mojada implica tener claro dónde están tus límites de pericia y no sobrepasarlos. El youtuber Officially Gassed comprobó de primera mano lo extremo que es un Ford Focus RS de tracción delantera... ¡potenciado a 900 CV!

Como puedes ver en el vídeo, tanto el dueño como el influencer no dudaron en realizar fuertes aceleraciones en las estrechas carreteras de Reino Unido.

Galería: un Ford Focus RS, con solo 29 kilómetros 

Galería: Ford Focus RS 2011 Silverstone Auctions

En un esfuerzo por evitar enormes pérdidas de motricidad, el automóvil está equipado con una centralita electrónica ECU muy especial, ya que permite elegir entre varios mapas a la hora de entregar la potencia. De esta forma, el motor se amolda a las condiciones del asfalto y a los gustos particulares del conductor. 

No obstante, a pesar de esta ayuda fundamental, el eje delantero del Focus no puede asumir toda la fuerza en salidas desde parado, aunque la cosa cambia cuando el coche ya está en marcha y se pisa el acelerador con contundencia.

En ese instante, los neumáticos son capaces de digerir el torrente de par motor que reciben y la dirección no sufre sacudidas peligrosas. Las caras de Officially Gassed lo dicen todo...

Desde luego, este Ford Focus RS, con neumáticos de altas prestaciones y en un circuito de velocidad con el asfalto seco, daría lo mejor de sí, que puede ser mucho. No en vano, ofrece 595 CV más que el modelo convencional, ¡una auténtica barbaridad! Ahora, solo nos queda desear al dueño que lo disfrute con mucha cabeza. 

Fuente: Officially Gassed