Además del aspecto amenazador, el aumento de potencia lo convierte en una alternativa al M8 Competition.

A finales del año pasado, Manhart nos puso los dientes largos con unas imágenes previas del paquete de personalización que estaba preparando para el BMW Serie 8 Coupé. Ahora, cuando ya han transcurrido unos meses, el preparador alemán nos muestra el resultado definitivo de sus trabajo, en forma de BMW M850i Coupé.

Sabemos que el vehículo incluye el paquete M Performance, pero el paquete ideado por Manhart incluyera demás, llantas de aleación más grandes, así como neumáticos más anchos. En particular, las llantas originales han sido reemplazadas por otras de 21 pulgadas, con diseño de seis radios dobles. Asimismo, la altura libre de la carrocería al suelo se ha reducido en 30 milímetros, gracias a un conjunto de muelles del especialista H&R, que aportan un aspecto mucho más deportivo.

Galería: BMW M850i 2019 by Manhart

Manhart también ha realizado algunos cambios, de menor entidad, en la carrocería gracias a la adopción de elementos de fibra de carbono, como el spliter delantero, la parte inferior del difusor y el reborde del alerón trasero personalizado. Las tapas de los espejos retrovisores laterales también emplean fibra de carbono en su construcción, mientras que los adhesivos dorados exteriores dejan claro que este no es un BMW de serie. La carrocería de color negro y las pinzas de freno, azules, completan una estampa inquietante. En el interior apenas se aprecian cambios significativos respecto a los acabados de fábrica. Eso sí, la firma con el logotipo del preparador preside la consola central, para dejar claro quién es el artífice de la transformación.

Llegamos a la parte más importante de la preparación de Manhart: el motor. El MH8 600, que así ha bautizado el preparador a su criatura, modifica el bloque 4.4 V8, biturbo, que ahora ofrece 630 CV de potencia y 890 Nm de par motor. Esas cifras superan, con holgura, los valores que anuncia, de serie, el M850i (530 CV y 750 Nm). En realidad, supera la potencia y par máximo del mismísimo M8 Competition Coupé, con 625 CV y 750 Nm de par motor.

BMW M850i 2019 by Manhart

Así las cosas, Manhart no menciona nada respecto a la velocidad máxima del vehículo. En este sentido, debemos recordar que el M8 Competition Coupé solo necesita 3,0 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y que anuncia una velocidad punta de 304 km/h. Suponemos que esos registros serán mejorados por su M850i preparado, pero la duda que nos asalta es: ¿cuánta potencia podrían extraer los chicos de Manhart al bloque V8, si partiesen del M8 Competition Coupé? Es posible que la respuesta la sepamos muy pronto.