¿Por qué optar por un Bentley o un Rolls-Royce, cuando puedes alquilar un tanque limusina?

Enorme, impresionante y muy ruidoso. Esos pueden ser los adjetivos perfectos para describir este vehículo militar que el propietario, Nick Mead, ha convertido en el que seguramente sea el primer tanque limusina del mundo.

Lástima que nos pille tan lejos de España, ya que este mastodonte se alquila para fiestas de cumpleaños, despedidas de soltero y demás eventos, pero sólo en Londres, donde, dicho sea de paso, es perfectamente legal para circular por carretera abierta.

Galería: El primer tanque limusina del mundo

Original es un rato...o por lo menos mucho más que otras limusinas, ya que podríamos decir que supera en rareza al Hummer de color rosa, que se deja ver en algunos eventos, incluso por Madrid.

Y por supuesto, resulta más llamativo que ir en un Bentley o un Rolls-Royce, aunque hay que decir que, a estos, en elegancia nadie los supera.

La afición de Mead por los carros de combate comenzó hace 30 años, momento en el que se cruzaron en su vida dos ejemplares de este tipo. Aunque su idea era quedarse con uno de ellos y vender el otro, una empresa le preguntó acerca de la posibilidad de alquilarlo durante una jornada, un negocio por el que recibió más de la mitad del dinero que pedía por el otro carro de combate a la venta.

Fue entonces cuando se dio cuenta de las oportunidades que le brindaba poseer un vehículo de estas características y pensó en otras posibles vías de negocio.

La principal ventaja del tanque limusina es que está homologado para circular legalmente por las carreteras británicas, aunque solo se permite su uso a una velocidad máxima de 32 km/h. Además, las orugas metálicas deben disponer, obligatoriamente, de protecciones de goma, para evitar dañar el asfalto por el que circule el carro de combate.

El primer tanque limusina del mundo

El propietario asegura que el vehículo es capaz de alcanzar una velocidad superior a los 56 km/h, aunque hay que tener cuidado cuando se hace uso de este gigantesco vehículo militar, ya que manejar 17,5 toneladas no es una tarea sencilla.

De hecho, entre las anécdotas protagonizadas por el tanque, cuentan una en la que le rompieron un espejo retrovisor exterior a una Ford Transit que estaba aparcada, aunque la historia no tuvo mayores consecuencias y los seguros resolvieron los daños causados.

Para los que se preguntan cuánto cuesta alquilarlo, la respuesta completa la tienes en la web tanklimo.com, aunque te avanzamos que la tarifa básica parte desde los 1.772 euros.