¿Habrá luz al final del túnel?

El futuro de la tercera generación del Audi R8 sigue siendo difuso, ya que el fabricante todavía no parece haber decidido qué hara con su deportivo más pasional.

Entre las opciones que se barajan, aparece la posibilidad de utilizar únicamente un sistema de propulsión 100% eléctrico, como se hizo en su día con el Audi R8 e-tron (foto casi al final del artículo), que tras un corto período de tiempo en el mercado y un precio superior al millón de euros, se dejó de fabricar, con unas ventas totales inferiores a 100 unidades.

Galería: Audi R8 V10 Decennium 2019

Otra variable es la de lanzar un modelo totalmente nuevo, que ocupe el lugar del R8, además de otra opción, la que más nos gusta, que sería mantener el motor V10 de gasolina, de aspiración atmosférica y 5,2 litros de cubicaje.

Esto último es lo que la publicación Autocar afirma que ha dicho Oliver Hoffmann, director técnico de Audi Sport GmbH, quien asegura que están intentando convencer a las altas esferas de la marca para que se mantenga esta afamada mecánica de combustión.

Pero tampoco queremos hacernos y que os hagáis demasiadas ilusiones, ya que las cada vez más restrictivas leyes de emisiones en Europa no reman a favor de este tipo de motores de gran cilindrada.

Con un V10 o no, lo que sí tiene programado Audi es el lanzamiento del próximo R8, si es que se acaba denominando así, para el año 2022.

No sería mala idea que lanzaran un versión totalmente eléctrica, como versión de producción en serie, además de una edición especial limitada con motor de gasolina.

Audi R8 e-tron

Y es que otros fabricantes como Lamborghini han declarado que no van a renunciar a sus potentes mecánicas, ya que el sucesor del Huracán seguirá recurriendo a un motor de combustión.

Esto significa que, dentro del Grupo Volkswagen, al que pertenecen ambas marcas, no hay una previsión de abandonar por completo los combustibles fósiles, al menos en un futuro cercano.

Primera prueba Audi R8 2019, circuito de Ascari

El propio Hoffmann ha dicho que Audi Sport y Lamborghini están trabajando estrechamente para compartir los costes de desarrollo, por lo que se entiende que, al igual que se ha hecho con los R8 y Huracán actuales, los futuros deportivos de estas marcas, además de los de Italdesign, contarán con elementos comunes.

También hizo hincapié en los planes de Audi Sport a corto plazo, como el Audi R8 de carreras, con especificaciones GT2, que se va a presentar en el Goodwood Festival of Speed.