La tercera carrocería del deportivo alemán 'luce palmito' en Nürburgring.

De la generación 992 del Porsche 911, ya conocemos las variantes coupé y Cabriolet, pero hoy puedes sumar una más, la Targa, porque estas fotos espía muestran esta carrocería prácticamente sin camuflaje.

De hecho, lo único que se esconde, con cinta negra, es la denominación del vehículo, situada entre los pilotos traseros. El resto, incluidos el techo de lona y el módulo acristalado tras el pilar B, resulta perfectamente visible.   

Galería: Porsche 911 Targa 2020, fotos espía en Nürburgring

Lo cierto es que nos encanta el diseño de este vehículo, pues atesora cierto aire 'retro', y estamos convencidos de que también luce fantásticamente bien sin la cubierta. Lamentablemente, casi con toda probabilidad, no lo veremos así hasta la presentación oficial del deportivo.

Como en anteriores entregas, el techo del Porsche 911 Targa 2020 se podrá guardar o desplegar automáticamente, pulsando un botón, gracias a un sistema hidráulico.

De momento, la única opción mecánica que conocemos en el nuevo 911 es el motor bóxer, de 3,0 litros y seis cilindros, con tecnología biturbo, que entrega 450 CV y 530 Nm. Lo lógico es que este propulsor se incorpore al 911 Targa, lo que garantizaría unas prestaciones de primer nivel.

No en vano, el 911 Carrera 4S, con transmisión automática de doble embrague PDK, con ocho velocidades, y un sistema de tracción total, firma una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 3,6 segundos, un registro que se reduce en dos décimas con el Sport Chrono Package. 

¿Cuándo se presentará este descapotable? Sospechamos que en la segunda mitad de este año y, con suerte, antes del salón de Frankfurt, para poder acudir a la cita 'de casa' con los deberes hechos. Hasta encantes, esperaremos acontecimientos...  

Fuente: CarPix