Te podrá gustar o no, pero no deja indiferente.

Emory Motorsports es un conocido preparador de Porsche, especializado en la reparación y modificación de modelos 356. El último ejemplar que ha pasado por sus manos ha quedado realmente espectacular: tiene el apellido RSR y se encuentra en los talleres de la compañía, ubicados en Los Ángeles. 

Antes de lucir la estética deportiva que puedes observar en las fotos, era 'simplemente' un 356B del año 1960, que apareció oxidado en un granero, sin un dueño que lo reclamara. Así las cosas, el coche pasó de estar abandonado a lucir una restauración completa. 

Galería: Porsche 356 RSR de Emory Motorsports

La carrocería está conformada por paneles de aluminio, moldeados a mano para ofrecer la mejor aerodinámica posible. En cuanto a la mecánica, se trata de una unidad bóxer, de cuatro cilindros, derivada de la de un 911 993.

En concreto, es un propulsor diseñado por Emery Motorsports, al que se le retiraron los dos cilindros centrales, por lo que el cubicaje pasa de 3,6 a 2,4 litros. 

La 'sorpresa' viene dada por la adopción de dos turbocompresores Garrett GT28R, con los que alcanza 400 CV de potencia. Teniendo en cuenta que el coche apenas pesa 885 kilos, las altas prestaciones están más que garantizadas... aunque no hay cifras oficiales.

El motor queda asociado a una caja manual de cinco velocidades, tomada de un 964, al igual que las suspensiones delantera y trasera. Los componentes MOMODESIGN abundan en esta preparación. Como muestra, las llantas de aleación negras y los pedales pertenecen a la compañía italiana. 

Lamentablemente, Emory Motorsports advierte de que se trata de un coche "fuera de la ley", con todo lo que esa afirmación conlleva. Por lo tanto, salvo que el futuro dueño se quiera arriesgar a una costosa multa, solo podrá usarlo en circuitos de velocidad.