El renovado SUV compacto se amolda a la era electrificada.

Estas semanas, BMW está mostrando muchas novedades importantes... y todavía queda 'material' pendiente. En su gama compacta, además del nuevo Serie 1, ahora nos muestra el BMW X1 2019, el restyling de este SUV superventas.

Lógicamente, el vehículo se presenta con un diseño visiblemente renovado, pero, sobre todo, con la nueva versión híbrida enchufable xDrive25e que, sorprendentemente, no comparte 'corazón' mecánico con el 225xe iPerformance.

Galería: BMW X1 2019

Esta variante, que se lanzará en marzo de 2020, consta de una batería con una capacidad de 10 kWh, que otorga una autonomía eléctrica de 50 kilómetros y alimenta un motor de 95 CV, que mueve el eje trasero. En cuanto a la mecánica de combustión, la elegida es una turboalimentada de gasolina, con 125 CV (no hay dato de la cilindrada), que se encarga del tren delantero.

A la espera de más información sobre esta opción ecológica, debemos resaltar que la gama turbodiésel se amplía. Continúa arrancando con la versión sDrive16d, que entrega 116 CV, pero ahora finaliza con el X1 xDrive25d, que desarrolla 231 CV y 450 Nm, a partir de un bloque turbo de 2,0 litros y cuatro cilindros en línea, como en el X3.

Con este propulsor, el todocamino germano acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 6,6 segundos, una décima más rápido que el X1 xDrive25i, con semejante potencia y transmisión automática con convertidor de par Steptronic, de ocho velocidades.  

Centrándonos en la imagen del vehículo, se han modificado, principalmente, el frontal y la zaga. Delante, el X1 2019 muestra un doble riñón de mayor tamaño, unido por un reborde cromado. Los faros antiniebla pasan de ser redondos a tener forma de tira, mientras que las tomas de aire del paragolpes resultan más grandes. Asimismo, cambia la firma luminosa de diodos. 

En la trasera, cambian los pilotos y también, ligeramente, el paragolpes. Además, el cliente podrá escoger entre tres nuevos colores exteriores: Jucarobeige, Misano Blue Metallic (exclusivo para la línea de equipamiento M Sport) y Storm Bay Metallic, así como entre cuatro juegos de llantas de aleación inéditos. 

BMW X1 2019

El BMW X1 2019 puede personalizarse con los acabados xLine, Sport Line y M Sport. Este último es el que recurre a más componentes deportivos e, incluso, a la suspensión deportiva M, que reduce la altura libre al suelo de la carrocería, y al paquete aerodinámico M. 

El habitáculo también muestra una cara renovada. Además de nuevas tapicerías y costuras en contraste, pueden escogerse monitores centrales de 6,5, 8,8 y 10,25 pulgadas. Opcionalmente, los asientos traseros pueden desplazarse longitudinalmente 13 centímetros y, de serie, se abaten en proporción 40/20/40. 

BMW X1 2019

Por último, el portón trasero puede disfrutar de apertura y cierre eléctricos, e incluso de accionamiento de tipo manos libres, gracias al cual basta pasar el pie por debajo del paragolpes para abrirlo (siempre que se lleve la llave). 

El BMW X1 2019 se lanzará este verano y estamos a la espera de conocer los precios definitivos. Actualmente, la tarifa de acceso asciende a 32.400 euros, un desembolso que debería ser cercano al del nuevo modelo.