Por primera vez en la historia, el buque insignia de la marca tendrá una versión preparada para alejarse del asfalto.

Los responsables de Skoda han querido hacer coincidir el estreno de la nueva generación del Superb con otros modelos importantes para la casa. Entre ellos, cabe destacar la variante híbrida enchufable de la berlina más grande del catálogo, el Superb iV, así como el primer vehículo 100% eléctrico, el Citigoe iV.

En este caso, le toca el turno a una novedad con mayúsculas: el Superb Scout 2019, que sigue la línea de otros modelos del fabricante checo, más enfocados a un uso alejado del asfalto, como los Fabia Combi Scout o Kodiaq Scout, por citar los más recientes.

Galería: Skoda Superb Scout 2019

En este sentido, el nuevo modelo de Skoda es una variante inédita en el caso del Superb. Hablamos del Scout, que combina un diseño elegante con virtudes 'off road'. El equipo de serie incluye tracción total, llantas de aleación Braga de 18 pulgadas, paquete Rough-Road que incrementa en 15 milímetros la distancia libre al suelo, además de protecciones en material plástico por diferentes zonas de la carrocería.

Además, un nuevo color naranja mandarina metalizado se ofrece, en exclusiva, para el Superb Scout. Todo, completado en el apartado técnico con un modo específico 'Off-road' del control dinámico de la conducción Driving Mode Select. En cambio, la suspensión adaptativa Dynamic Chassis Control se ofrece dentro del listado de opciones.

Si pasamos al apartado mecánico, el nuevo Skoda Superb Scout se ofrece, de inicio, con dos motores, uno de ciclo diésel y otro de gasolina. El primero está representado por el propulsor 2.0 TDI con 190 CV y 400 Nm de par máximo, asociado a la caja de cambios automática de doble embrague DSG, con siete velocidades.

Este motor está equipado con un catalizador de oxidación selectiva SCR, con inyección de AdBlue y un filtro de partículas diésel, lo que le permite cumplir con la normativa anticontaminante Euro 6d-Temp.

Skoda Superb Scout 2019

La alternativa es el propulsor de gasolina 2.0 TSI, con 272 CV y un par máximo de 350 Nm. Además de la tracción total, también está asociado a la transmisión automática DSG, de siete velocidades. Equipa un filtro de partículas y cumple con el estándar de emisiones Euro 6d-Temp. También incluye sistema de parada y arranque automáticos del motor Stop/Start y regeneración de energía en fases de frenada y deceleración.

Al igual que sucede con el nuevo Superb, la nueva parrilla luce un diseño diferente y llega hasta el paragolpes delantero y, al igual que en el acabado Sportline, luce dos embellecedores dobles negros, enmarcados por un reborde cromado.

Skoda Superb Scout 2019

A diferencia del resto de Superb, el Scout incluye paragolpes específicos reforzados, con protecciones en acabado símil de aluminio. Las barras longitudinales de techo y los marcos de las ventanas cromados, aportan un detalle de distinción.

Esa tonalidad también esta presente en las carcasas de los retrovisores exteriores, además de en las insignias ubicadas en los pasos de rueda delanteros. Respecto a las llantas de aleación, pueden ser de 19 pulgadas en opción.

En el interior, el Skoda Superb Scout agasaja a sus ocupantes con numerosos detalles de calidad, como la tapicería específica de esta variante con costuras en contraste. Asimismo, aquellos que lo necesiten pueden optar por otra tapicería opcional en tejido Alcantara y cuero. Los asientos delanteros equipan calefacción de serie, mientras que los traseros pueden incluirla como un extra.

Skoda Superb Scout 2019

Por otra parte, el Superb Scout 2019 mantendrá algunas de las características típicas de los vehículos de Skoda, como un gran espacio interior, mucha comodidad y numerosos ejemplos de practicidad, representados por la denominada filosofía Simply Clever.

Además, no debemos pasar por alto detalles como los 660 litros de capacidad del maletero, que puede crecer hasta los 1.950 al abatir los respaldos traseros. El portón posterior puede disponer de apertura y cierre eléctricos y si así lo desea el cliente, disfrutar de la apertura manos libres, pasando el pie por debajo del paragolpes trasero.