Lo mejor es que el coche no aparenta lo rápido que es.

Gracias al motor turboalimentado de gasolina 2.5 TFSI, con 400 CV, el Audi TT RS acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. ¿Insuficiente para ti? Observa el vídeo adjunto, porque lo que vas a ver te gustará. 

Se trata de una preparación firmada por el especialista británico APR, que consta de nuevos componentes, como el turbocompresor TTE700 Hybrid Turbo, inyectores, intercooler y centralita electrónica. 

Galería: Audi TTRS Coupé y Roadster 2019

Con todas estas incorporaciones, el deportivo alemán alcanza los 734 CV y, cuando monta neumáticos radiales de Hoosier, preparados especialmente para carreras de aceleración, es capaz de completar un cuarto de milla (402 metros) en tan solo 9,7 segundos, a una velocidad máxima de 231 km/h.  

El vídeo, grabado en el circuito Santa Pod Raceway, ubicado en Podington, Bedfordshire (Inglaterra), muestra un par de 'drag races' de casi medio kilómetro. En una de ellas, este Audi TTRS 'vitaminado' se enfrenta a un flamante Porsche 911 Turbo S... que sucumbe por dos décimas de segundo frente al modelo de Ingolstadt. 

Sin duda, este coche demuestra que la mecánica 2.5 TFSI, con cinco cilindros en línea, puede casi duplicar su potencia con unas modificaciones que no son prohibitivas, desde el punto de vista económico.

Ahora mismo, el Audi RS 3 Sportback, que monta este mismo propulsor, es el compacto más potente del mercado y estamos convencidos de que, en la nueva generación, irá más allá de los 400 CV, para batir al Mercedes-AMG A 45 4MATIC, que declara 421. 

Si quieres ver más competiciones de aceleración, a continuación tienes unos cuantos ejemplos con los que subirá tu ritmo cardiaco. ¡Disfruta!