La recreación del coche de Ken Block ya nos parece una pasada, pero es que, además, lo han convertido en un modelo de radiocontrol.

Tras disfrutar de todas y cada una de las Gymkhanas de Ken Block, no son pocos los que se han vuelto unos auténticos incondicionales del piloto norteamericano y de sus 'locuras' al volante.

Uno de los automóviles utilizados durante uno de sus aclamados vídeos, concretamente la Gymkhana 7, es precisamente el Ford Mustang RTR Hoonicorn V2, una preparación que se hizo a partir de una unidad fabricada en el año 1965.

Galería: Ford Mustang Hoonicorn de Lego

El coche es espectacular, por lo que una recreación a pequeña escala de Lego es algo que cualquier fan de Block querría tener en casa. Y si le sumas que alguien se ha atrevido a convertirlo en un vehículo teledirigido, eso ya es 'ponerle la guinda al pastel'.

Obviamente, no vamos a contar con la potencia de la mecánica V8 de la preparación original, pero para ser un juguete, cualquier aficionado podría presumir de él si lo tuviera en sus manos.

En este caso, el proyecto es obra de Lachlan Cameron, un creador que consiguió que el propio Ken Block se hiciera eco en redes sociales de su magnífico trabajo.

No le faltan detalles, como unas suspensiones que ofrecen al modelo a escala un movimiento muy realista, así como una palanca de cambios que simula el cambio secuencial, unas puertas y un maletero que se pueden abrir y cerrar y hasta una configuración del pequeño motor en el que puedes ver sus pequeños pistones moviéndose.

Cameron afirma que ha ensamblado el Hoonicorn Mustang utilizando únicamente piezas de Lego, aunque sí que admite haberle dado un tono cromado a algunas de ellas.

Ford Mustang Hoonicorn de Lego

Para la motorización, ha utilizado piezas de Technic MOC (My Own Creation, que se puede traducir como: mi propia creación), que viene a ser un paquete que permite personalizar este tipo de componentes. Además, cuenta con conexión wifi, lo que permite controlarlo con cualquier smartphone.

Su creador dice que se tardaría en construir entre 1 y 3 meses y ha dejado las instrucciones en su página web. ¿Te animas?