Si no ves llegar al SUV británico por el retrovisor, que ya sería raro, los enormes altavoces te permitirán percibirlo.

Si Jaguar representa la elegancia y el refinamiento, este F-PACE de color verde neón, que monta unas enormes llantas de 32 pulgadas, no sigue precisamente esa línea. Pero, todo hay que decirlo, merece la pena hablar de esta preparación.

Parece increíble que, con esas ruedas, el SUV pueda desplazarse con total naturalidad. No solo lo logra, sino que además consigue llamar la atención allá donde va. Por si fuera poco, el habitáculo cuenta con un sistema de sonido que valdría para dar soporte a una discoteca entera.  

 

 

Desde luego, la carrocería personalizada deja muy claro que se trata de un Jaguar. No en vano, el logotipo del felino aparece en las tomas de aire laterales del frontal, así como en otras zonas del vehículo, como la parrilla y el capó.  

La combinación de colores cambia en el habitáculo, donde se produce una mezcla de carmesí y negro. Los nuevos paneles de la puertas dejan espacio para los descomunales altavoces. Parece que esta configuración limita el espacio para los pasajeros, pero el propietario valora la música por encima de la comodidad de los ocupantes.

Aunque parezca increíble, el Jaguar F-PACE ha recibido otros tratamientos especiales. El ejemplo más sonado es el Lister LFP que, gracias a sus 321 km/h, puede considerarse el SUV más rápido del mundo. Lo puedes admirar en la siguiente galería de fotos. 

Esta preparación entrega 680 CV, extraídos de un motor 5.0 V8, sobrealimentado mediante un compresor volumétrico. El todocamino es capaz de acelerar de 0 a 96 km/h (60 mph) en tan solo 3,5 segundos, no solo por la destacada potencia, sino por la reducción de peso, gracias a varios componentes en fibra de carbono.

¿Cuál de los dos Jaguar F-PACE elegirías? Cada uno llama la atención por motivos distintos, pero ambos dejan boquiabierto a todo el mundo. 

Fuentes: WhipAddict, vía YouTube Sascha Pallenberg, vía Twitter