Cuenta con 306 CV de potencia, tracción integral y transmisión automática de doble embrague... tal y como sucede en la variante de 5 puertas.

Sin hacer demasiado ruido, la firma de la estrella sigue ampliando la familia de modelos AMG. Una camada que cada vez es más numerosa. Un privilegio, antaño reservado para un puñado de elegidos, que cada vez pueden disfrutar más modelos de la firma de Affalterbach.

El último integrante de tan insigne estirpe es el Mercedes-AMG A 35 Sedán, una berlina compacta, de magníficas prestaciones, que no pretende poner en peligro el cetro del AMG A 45; de hecho, los últimos rumores sobre esta poderosa variante especulan que, en su próxima evolución, rozará los 421 CV de potencia.

Galería: Mercedes-AMG A 35 Sedan

Al igual que ha sucedido con el Mercedes-AMG A 35 de cinco puertas, la versión con la carrocería sedán esconde, bajo del capó, la conocida mecánica 2.0 turboalimentada de gasolina, tetracilíndrica, con 306 CV de potencia y 400 Nm de par motor. Unas cifras suficientes para alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada) y asegurar una aceleración, de 0 a 100, de 4,8 segundos. 

Más discreto

Todavía permanece en la retina el color amarillo de la versión de lanzamiento del AMG A 35 'hatchback', con su impresionante alerón trasero, que no dejaba dudas sobre la naturaleza deportiva del vehículo alemán. En el caso del A 35 Sedán, su estética es mucho más discreta, aunque varios detalles denotan que estamos ante una versión 'picante'.

Mercedes-AMG A 35 Sedan

Las tomas de aire, ubicadas en la parte inferior del frontal, hablan por sí mismas, así como el difusor trasero, el par de escapes o el pequeño alerón, que queda 'camuflado' sobre la tapa del maletero.

Un aire deportivo, sin caer en la exageración, realmente habitual en este tipo de modelos deportivos. Todo, completado con unas magníficas llantas de aleación de 18 pulgadas (de 19 pulgadas en opción), que lucen un nuevo diseño.

Mercedes-AMG A 35 Sedan

Obviamente, en un vehículo de estas características, la deportividad también se traslada al habitáculo, con asientos de corte deportivo, el volante achatado en la parte inferior y diferentes inserciones de aluminio repartidas por el salpicadero, además del sistema de infoentretenimiento MBUX. Este último, ha sido actualizado con nuevas funciones, para disfrutar en la pista, como telemetría y medición de tiempo por vuelta.

Mercedes-AMG A 35 Sedan

Apariencia engañosa

La predisposición deportiva del Mercedes-AMG A 35 Sedán viene dada, principalmente, por las dotes que proporciona la mencionada mecánica de cuatro cilindros, con 306 CV de potencia.

Para domesticar semejante torrente, en ese sentido, cobra especial importancia el control dinámico de la conducción 'AMG Dynamic Select', que incluye cinco programas predeterminados: Normal, Comfort, Sport, Sport + e Individual.

Mercedes-AMG A 35 Sedan

Cada uno de ellos modifica, en diferente medida, la respuesta del motor, la asistencia de la dirección, la velocidad de la transmisión automática de siete velocidades, la intervención del control electrónico de estabilidad y el reparto selectivo del par, que puede transferirse al 100% al eje delantero o repartirlo en un 50% entre ambos ejes.

Si le añades la suspensión adaptativa AMG Ride Control, también puede gestionar la firmeza de la amortiguación, para adaptarla al estilo de conducción elegido en cada momento.

Por último, el sistema de frenos consta de discos de 350 milímetros de diámetro, en el eje delantero, y de 330 milímetros, en el trasero.

Mercedes-AMG A 35 Sedan

De momento, el fabricante alemán no ha proporcionado fechas definitivas de comercialización, ni precio de la versión AMG A 35 Sedán, aunque lo más probable es que supere los 57.675 euros del Mercedes-AMG A 35 de cinco puertas. En cualquier caso, permaneceremos atentos.