Este concept car supuso el germen del Celica Liftback, conocido popularmente como el 'Mustang japonés'.

Concept car: Toyota SV-1

Año de presentación: salón de Tokio 1971

Características: plataforma del Celica, motor de 1,6 litros, con 115 CV y 147 Nm de par máximo, y carrocería liftback (luneta trasera integrada en el portón y ubicada en una posición muy inclinada).

En el salón de Tokio de 1971, Toyota presentó dos prototipos basados en el Celica. El primero fue el RV-1, un interesante modelo familiar, mientras que el segundo se denominó SV-1 y lucía una apariencia mucho más deportiva.

Este vehículo se tomó como base para desarrollar posteriormente otros concept cars de tinte deportivo, como los SV-2 y SV-3. De hecho, este último derivó en la primera generación del mítico Toyota MR2, un vehículo que se puso a la venta en 1984.

Galería: Toyota SV-1 1971

En realidad, el SV-1 se convirtió en el Celica Liftback, sumándose a las versiones coupé y sedán. Bajo el capó, montaba un propulsor de 1,6 litros con 115 CV. No solo se comercializó en Japón a partir de 1973, sino que también llegó a algunos mercados del continente europeo, del año 1976 en adelante.

Según muchos entendidos, el prototipo recordaba al Ford Mustang Shelby GT500 de 1967, aunque el modelo de producción, que puedes ver en la foto de debajo, se acercaba más a los modelos Mustang Fastback del mismo periodo.

Toyota Celica Liftback 1973

En cualquier caso, el 'Mustang Celica' o el 'Mustang japonés' fue un vehículo bastante atractivo en aquella época, aunque, lógicamente, menos exclusivo que su rival estadounidense. Fíjate en la zaga, porque era muy parecida a la del deportivo de Ford.    

Muestra de su buena acogida, la carrocería Liftback continuó en la segunda generación del vehículo, lanzada en el año 1978. Desde luego, resulta muy curiosa la historia de este modelo...