Este concept car, que veremos en el salón de Ginebra, parece anunciar la futura versión tope de gama del 508.

Como suele decirse, cuando el río suena, agua lleva. El pasado mes de octubre, nos hicimos eco de unos rumores acerca de un Peugeot 508 de altas prestaciones, con tracción total y un sistema híbrido enchufable. El concept car 508 Peugeot Sport Engineered es la pista definitiva que parece confirmar esta exclusiva versión para la berlina francesa.

El prototipo, que se mostrará en el salón de Ginebra, puede considerarse el sucesor espiritual del 208 HYbrid FE, de 2013, y del impresionante 308 R HYbrid, de 2015. Para impulsarse, recurre a un motor turboalimentado de gasolina, de la familia PureTech, con 1,6 litros y 200 CV, junto a otras dos unidades eléctricas.  

El propulsor eléctrico montado en la parte delantera desarrolla 112 CV, mientras que el que mueve el tren trasero genera 204. Por lo tanto, la berlina dispone de dos ejes motrices. No hay dato oficial de la potencia máxima combinada, pero podría superar sin dificultades los 400 CV.

Las prestaciones sí son públicas: aceleración de 0 a 100 en tan solo 4,3 segundos y velocidad máxima, autolimitada, de 250 km/h. También lo es la autonomía eléctrica, cifrada en más de 50 kilómetros, gracias a una batería con 11,8 kWh de capacidad. 

508 Peugeot Sport Engineered

Vías más anchas que el 508 de producción

Para diferenciarlo del 508 convencional, el 508 Peugeot Sport Engineered luce cubiertas de los retrovisores en fibra de carbono y un paragolpes delantero rediseñado. Además, también lleva instalados algunos apéndices para mejorar la aerodinámica. El difusor en la parte posterior también es nuevo, al igual que la pintura Selenium Grey.

Para mejorar el dinamismo, la altura libre al suelo es menor, las vías son más anchas (24 milímetros más la delantera y 12 más la trasera) y monta neumáticos de perfil bajo, con llantas de aleación de 20 pulgadas. 

508 Peugeot Sport Engineered
508 Peugeot Sport Engineered

En el habitáculo, se produce una combinación de Alcantara y fibra de carbono y se añaden asientos delanteros más envolventes, una instrumentación digital con pantalla de 12,3 pulgadas y otro monitor de 10,0 para el sistema de infoentretenimiento. 

Si nada se tuerce, el año que viene podríamos conocer la versión de producción, que debería rondar los 350 CV, manteniendo la tecnología híbrida enchufable y la tracción a las cuatro ruedas. ¡Eso sí sería un coche ecológico divertido!

'