El segundo modelo de la marca deportiva seguiría apostando por el segmento SUV, aunque en formato coupé.

El salón de Ginebra 2019 podría albergar una pequeña sorpresa, en forma de segundo modelo para la línea de producto de CUPRA.

En esencia, hablamos de un SUV con ciertos rasgos de coupé, que podría recibir el nombre de Terramar, en honor del histórico autódromo localizado en Sant Pere de Ribes (provincia de Barcelona). Y hablamos en condicional, porque este punto no está confirmado.

Según una información de Autocar, recogida por nuestros compañeros de Motor1.com Francia, su presencia en la cita helvética es prácticamente segura. Allí, CUPRA mostraría un modelo de diseño propio, a diferencia de lo que ha sucedido con el Ateca, cuya estética está basada al 95% en el modelo de SEAT con la misma denominación.

Cupra

Más allá de la imagen propia, según parece, el nuevo modelo no se parecerá a ningún otro vehículo del Grupo Volkswagen conocido hasta el momento. De hecho, apostaríamos por un crossover más atrevido y dinámico, con una marcada caída del techo. 

En el aspecto técnico, el Terramar (o como se acabe llamando) no debería ser especialmente revolucionario. Según diversas fuentes, mantendría el propulsor turboalimentado de gasolina 2.0 TSI, con cuatro cilindros y 300 CV de potencia, asociado al sistema de tracción total 4Drive y a la transmisión automática de doble embrague DSG, con siete marchas.

Desarrollado sobre la plataforma MQB, imaginamos que el chasis incluirá las modificaciones necesarias para ofrecer el mejor rendimiento, tanto en carretera como en circuito. Aunque para averiguarlo, al igual que sucede con otros aspectos, tendremos que esperar hasta el salón de Ginebra. 

Fuente: Autocar

Galería: Galería de fotos: todos los CUPRA de la historia