Es evidente que, desde el punto de vista técnico, fabricarlo no supondría ningún problema.

Tan solo unas horas después de la presentación del Toyota Supra 2019 en el salón de Detroit, el especialista en retoque digital de imágenes, X-Tomi Design, decidió presentar un hipotético Toyota Supra Cabrio 2019.

La propuesta no resulta extraña, teniendo en cuenta que la tercera y la cuarta generación del modelo japonés dispusieron de un techo desmontable.

Además, el ingeniero jefe de Toyota, Tetsuya Tada, declaró hace unas semanas que no descartan una versión sin techo. Y lo cierto es que, teniendo en cuenta que el modelo está profundamente emparentado con el BMW Z4 Roadster, construirlo sería algo de lo más sencillo. ¿La razón? Los problemas derivados de la pérdida de rigidez que supondría la eliminación del techo, ya están 'resueltos' por la marca alemana.

Desde luego, sería una novedad absoluta para el fabricante japonés que, en la actualidad, no ofrece ningún descapotable en su cartera de producto. Por ahora, X-Tomi Design ha optado por ofrecer una recreación del Toyota Supra Cabrio 2019, equipado con una capota de lona que, desde luego, parece la configuración más realista.

Toyota Supra Cabrio 2019: sin sorpresas

En el apartado mecánico, se mantendría el propulsor turboalimentado de origen BMW, con 3,0 litros en línea, que desarrolla 340 CV de potencia y 500 Nm de par motor. Tanto la transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades, como las prestaciones, serían similares a las de la versión cerrada.

Eso significa que la aceleración de 0 a 100 km/h debería rondar los 4,1 segundos y que la velocidad máxima debería ser de 250 km/h (limitada electrónicamente). Por supuesto, se mantendría la propulsión trasera y un reparto del peso del 50% sobre cada eje. Puede que en esta ocasión el rival más duro del BMW Z4 llegue desde Japón...