Con él, arranco una historia que llega hasta nuestros días.

Estábamos tan enfrascados en crear una lista sobre marcas de coches con más de 100 años de historia, que casi pasamos por alto otra efeméride muy especial: el 65 aniversario de un clásico como el 1400, el primer modelo que fabricó SEAT en su historia. 

Concretamente, fue el 13 de noviembre de 1953, cuando el 'pionero' salió de la línea de producción de la Zona Franca de Barcelona; unos tres años después de la creación de la compañía.

Originalmente, el motor era un cuatro cilindros Fiat, de 44 CV, que le permitía alcanzar los 120 km/h de velocidad máxima. Además, asociado a una caja de cambios manual de cuatro marchas, declaraba un consumo medio de 10,5 litros cada 100 kilómetros. Lo que en la época, no estaba nada mal...

SEAT 1400: nacido en Barcelona

En los comienzos, los 925 empleados de la factoría ensamblaban cinco unidades al día. Una cadencia que aumentó notablemente con el tiempo, hasta alcanzar un total de 98.978 unidades, hasta final de la producción, en el año 1964.

Por supuesto, en esa cifra, contemplamos las distintas evoluciones que experimentó el modelo a lo largo de los años. 

SEAT 1400, 65 años de historia

Durante su existencia, el 1400 gozó de diferentes versiones: 1400 A, B, B Especial y C. Todas ellas trajeron consigo importantes mejoras, tanto mecánicas como estructurales.

Especialmente llamativo resultó el caso del 1400C, que renunciaba a la línea de diseño original, en favor de la carrocería del Fiat 1800. Eso sí, conservó el motor de 50 CV del 1400B, que se siguió comercializando en paralelo.

Su heredero fue el SEAT 1500, que se comercializó, con notable éxito, entre 1963 y 1972.

Galería: SEAT 124 y SEAT Ateca: 50 años de diferencia