Podríamos hablar de la reencarnación italiana del mítico Jeep Wrangler.

Solemos asociar a Abarth, no sin razón, con el mundo de la competición. Pero no lo hacemos tanto con los modelos todoterreno. Aunque, como todo en la vida, siempre hay una primera vez.

En ese sentido, debemos entender esta recreación. Un modelo que reproduce los códigos de estilo del Abarth 595, pero con una estructura que parece prestada de un Jeep Wrangler. Un vehículo que podría aparecer en la próxima entrega de la saga Mad Max, si es que llega a producirse.

La imagen que preside este artículo representa una recreación de Rain Prisk sobre lo que podría ser un Abarth 595 4x4 o un Fiat 500 XXL, si me permites la analogía.

Abarth 500 XXL, el 4x4 deportivo de bolsillo

La suspensión elevada y los pasos de rueda sobredimensionados y protegidos por elementos de material plástico, en color gris, coinciden con la estética todocamino tan en boga en la actualidad. Al margen de los cambios de aspecto, también se adoptan unos neumáticos específicos para circular por campo.

Por si fuera poco, los chicos de Rain Prisk añaden un paragolpes delantero revisado, una protección para los bajos del vehículo y faros delanteros adicionales, con claras reminiscencias a las parrillas que equipan los coches de rally, además de un portaequipajes específico y un alerón, que completan un vehículo realmente espectacular. Además, en el frontal, si te fijas con detenimiento, se aprecia lo que podría ser un cabrestante camuflado, detrás de la calandra.

La nomenclatura XXL ha sido una licencia prestada de su 'primo', el Fiat 500X, aunque la carrocería solo tenga dos puertas. También podría hacer referencia al aumento de talla (hasta una XXL), que aparenta la recreación de Rain Prisk. Obviamente, se trata de un simple ejercicio de diseño, pero no me negarás que esta evolución salvaje del Fiat 500X sería la guinda perfecta al catálogo de producto de Abarth.

Fuente: Rain Prisk, vía Autoevolution.com

Galería: Abarth 695 biposto