¿Podría ser la división Gazoo Racing, evaluando piezas para un hiperdeportivo como el GR Super Sport?

La producción del Lexus LFA cesó, definitivamente, en diciembre de 2012. Un dato que es prácticamente incompatible con que un par de unidades de pruebas del deportivo hayan sido vistas, durante las últimas semanas, rodando en Nürburgring. Por eso, nos sentimos en la obligación de averiguar el motivo de que estén en pista... y adivinar qué están probando exactamente.

Según vemos en las fotos espía, ambos modelos lucen camuflaje en ambos laterales y son visiblemente más anchos que el modelo estándar. El parachoques trasero, en color blanco, indica que también hay algún que otro nuevo ajuste en la zona. Del mismo modo, el gran alerón nos da a entender que se trata de evoluciones de los exclusivos LFA Nürburgring Edition.

Misterioso Lexus LFA de pruebas, fotos espía

Trabajos en suspensión y frenos

Los diferentes 'artilugios' que pueden apreciarse en la fotografía superior nos dan a entender que el LFA lleva sensores a bordo, para recopilar todo tipo de datos acerca de la conducción. Por tanto, parece que Lexus quiere tener información, valiosa y reciente, acerca del rendimiento del coche en el 'Ring'.

Pero... ¿por qué? De un tiempo a esta parte, los responsables del fabricante no han dado demasiadas esperanzas acerca de la llegada de un sucesor de su último superdeportivo. Por eso, nos inclinamos a que, tal vez, sea Toyota, a través del departamento Gazoo Racing, quien esté trabajando en nuevos componentes, como la suspensión, el equipo de frenos o los neumáticos, para el futuro GR Super Sport.

Misterioso Lexus LFA de pruebas, fotos espía

A la espera del GR Super Sport

La división Gazoo Racing está siendo la encargada del proceso de transformar el GR Super Sport Concept en un vehículo de producción. Recordemos que este hiperdeportivo ha anunciado un sistema de propulsión híbrido, inspirado en el del coche de competición que disputa el WEC, el TS050.

De este modo, contará con un motor 2.4 V6, biturbo, apoyado por una compleja unidad eléctrica, de cara a generar 1.000 CV de potencia máxima combinada. Según parece, su precio superará el millón de euros y cumplirá con el reglamento que la FIA impondrá al WEC, de cara a la temporada 2020.

Fuente: CarPix

Galería: Misterioso Lexus LFA de pruebas, fotos espía