El renting para particulares Mazda Rent&Drive te permitirá disfrutar de un coche nuevo, desde 6 euros al día.

Los hábitos de consumo de la población están cambiando. Y eso es algo que está comenzando a plasmarse en el mundo del motor: la incertidumbre sobre las restricciones al tráfico, la falta del tiempo y una sociedad en la que todo cambia rápidamente han provocado que muchos conductores prefieran pagar por utilizar el coche, en vez de comprarlo...

Más noticias de Mazda en Motor1.com

Y no es extraño, teniendo en cuenta que se hace complicado vaticinar qué tipo de tecnología estará vigente dentro de cinco o diez años, qué clase de coches estarán autorizados a circular por las grandes ciudades o si, en un momento determinado, nuestras necesidades cambiarán.

En este contexto, el concepto de compra tradicional de un vehículo, puede suponer un problema a largo plazo para muchos usuarios... que buscan formas más ágiles de disfrutar de un vehículo.

Con el objetivo de captar a este tipo de clientes, se dirige el programa de renting Mazda Rent&Drive, vigente desde el pasado mes de agosto. Ofertado en colaboración con Santander Consumer, se trata de un servicio para particulares que pretende ofrecer un plus de flexibilidad frente la compra tradicional, puesto que el conductor puede disfrutar de un vehículo, sin los inconvenientes que supondría adquirirlo (pago de impuestos, mantenimiento, seguros...).

Y no dudamos de que se trata de una de las soluciones para el futuro para la automoción, teniendo en cuenta que otras marcas como Volkswagen o Toyota ofrecen productos parecidos. 

Mazda Rent&Drive

¿Cómo funciona Mazda Rent&Drive?

A cambio de una cuota mensual, los clientes obtienen el coche y cuentan con el mantenimiento, las reparaciones del vehículo, el recurso de multas, el pago de impuestos, el paso de la ITV, además del seguro a todo riesgo sin franquicia y sin límite de edad.

El servicio Mazda Rent&Drive se puede configurar en plazos desde dos hasta cinco años y desde 10.000 hasta 40.000 kilómetros anuales. Incluso, permite añadir el cambio de neumáticos dentro del servicio de renting. Eso sí, cabe recordar que el coche será propiedad de la empresa alquiladora y que superar el kilometraje pactado supondrá una penalización económica.

De esta forma, los clientes pueden conducir un Mazda2 por 6 euros al día, un Mazda CX-3 por 10 euros al día y un Mazda CX-5 por 15 euros al día. De acuerdo, es algo más caro que comprar el coche nuevo, pero debes tener en cuenta que te olvidarás de todas las incomodidades que supone un coche normal: pagar el seguro, cambiar los neumáticos...

¿Cuánto puede costar a fin de mes? A modo de ejemplo, te diremos que el Mazda6 está disponible por precio que arranca en los 350 euros al mes.

Mazda Rent&Drive
Mazda Rent&Drive

Galería: Mazda Rent&Drive: conduce coche sin comprarlo