El vehículo, que llegará en 2019, medirá unos 4,0 metros de longitud y tendrá un aspecto muy llamativo, además de una mecánica 100% eléctrica.

Si comparas la recreación que preside estas líneas con el Honda Civic, seguro que no sabrás qué pensar. Son dos vehículos que, a simple vista, no parecen ni del mismo fabricante: el Urban EV es sencillo y con un diseño racional, mientras que el Civic luce un aspecto más elaborado y valiente.

Sin duda, hablamos de una excepción estilística, si tenemos en cuenta el diseño de los últimos modelos de la casa japonesa. Sin embargo, el Urban EV retorna a esas líneas sencillas, de inspiración retro, que parecen extraídas de una máquina del tiempo.

El prototipo Urban EV se mostró al público en septiembre de 2017, en el salón de Frankfurt, y casi de inmediato, quedaron claras las intenciones del la firma oriental de continuar con el proyecto. Tanto es así que tiene prevista su fabricación, en serie, a partir de 2019. Unas noticias que no nos han dejado indiferentes y que nos han incitado a imaginar cómo será el coche definitivo.

Está inspirado en el N360 de 1957

Debemos confesar que, en este caso, no fue demasiado difícil transformar el prototipo inicial en un hipotético coche de producción. De hecho, según las fuentes que hemos consultado, el aspecto definitivo del Urban EV 2019 será muy similar al ejercicio de diseño visto el año pasado.

Algunos detalles mínimos podrían cambiar, como las ópticas principales, las llantas y la carrocería rebajada, aunque el automóvil japonés seguirá siendo un modelo con un aspecto alegre y descarado, inspirado en algunos detalles del Honda N360 de 1967, un pequeño urbano de tres puertas, de solo 3,0 metros de longitud, con los faros redondos, finos pilares y paneles laterales de la carrocería sin adornos.

Una serie de detalles que el Urban EV reproduce fielmente. Los técnicos de la firma japonesa, sin embargo, ofrecerán una mecánica acorde a los tiempos que corren, con una carrocería que crecerá hasta los 4,0 metros de longitud, aproximadamente. A diferencia del prototipo, en el interior del vehículo de producción definitivo será complicado encontrar la gran pantalla central para el sistema de infoentretenimiento.

También te podría interesar

Los primeros pedidos, en 2019

Dicho todo lo anterior, a pesar de su aspecto vintage, el Urban EV será un automóvil muy moderno e innovador, que ya ha confirmado su tren motriz 100% eléctrico, que le permitirá ser el primer Honda de estas características a la venta en Europa. En resumen, hablamos de un urbano diferente, alejado de un automóvil 'ordinario'.

Un modelo capaz de seducir a ese tipo de cliente que busca un automóvil diferente y fuera de lo común. Los pedidos del Urban EV se espera que comiencen a principios de 2019.

Galería: Honda Urban EV Render, así será el urbano del futuro