El fabricante sueco lo propone como una alternativa al transporte aéreo.

¿Por qué viajar en un jet privado cuando puedes hacerlo en el Volvo 360c? De acuerdo, suena a locura que un coche puede competir contra un avión. Pero lo cierto es que los desplazamientos aéreos de corta distancia pueden ser una pequeña tortura: hay que ir hasta el aeropuerto, superar controles de seguridad, estar en la puerta de embarque con antelación... y todo eso para estar en el aire menos de una hora. Desde luego, para vuelos de 300 o 400 kilómetros, el Volvo 360c concept car podría ser una alternativa factible. 

Más información sobre Volvo en Motor1.com

"Los viajes en avión dentro del territorio nacional parecen geniales cuando compras el billete, pero en realidad no lo son", ha afirmado Mårten Levenstam, vicepresidente de Estrategia Corporativa de Volvo. "El 360c representa una nueva visión de la industria del automóvil. El habitáculo permite dormir con una comodidad superior, de modo que permitiría viajar durante la noche y despertarse descansado en el punto destino. Sin duda, nos permitiría competir con los principales fabricantes de aviones del mundo".

Volvo 360c Concept
Volvo 360c Concept

Volvo 360c: con un habitáculo modulable

Esta idea se comprende mejor al observar el habitáculo del Volvo 360c: es 100% configurable, hasta el punto de que puede transformase en una oficina, una mesa para comer, o bien, en un pequeño dormitorio con cama, en el que descansar mientras este Volvo autónomo conduce por nosotros. En resumidas cuentas, tiene todo lo que podrías encontrar en una cabina de primera clase.

Todavía no podemos ofrecerte información acerca de las prestaciones, la autonomía o la fuente de alimentación que utiliza este concept car. Y, además, cuesta creer que este Volvo vaya a hacerse realidad a corto plazo, sin embargo es una propuesta 100% original, que aporta un nuevo punto de vista sobre las posibilidades del coche autónomo más allá de la ciudad. Sin duda, una opción interesante.

Galería: Volvo 360c Concept