El incremento del par motor, que alcanza los 524 Nm, es realmente considerable.

Tras disfrutar de él en una toma de contacto, podemos asegurarte que el Hyundai i30 N no tiene nada que envidiar a otros 'gallitos' del segmento, como el Volkswagen Golf GTI. Como muestra de que es un excelente deportivo, varios preparadores ya se han interesado en él para darle una vuelta de tuerca. Es el caso de RaceChip, cuyo trabajo te detallamos a continuación.   

Esta compañía alemana, con sede en Göppingen, ha incrementado la potencia del motor turboalimentado de gasolina, de 2.0 litros, que en el compacto estándar ofrece dos niveles de potencia: 250 y 275 CV. Para la ocasión, la mecánica alcanza los 313 CV y los 498 Nm. Atento a la subida del par motor, nada menos que 145 Nm.

La familia N de Hyundai:

Pero RaceChip aún se guarda un as en la manga, porque si se instala un escape HJS, el propulsor alcanza los 320 CV y los 524 Nm, con lo que se llega al mismo nivel de potencia que el Honda Civic Type R, el compacto de tracción delantera más potente del mercado.  

Como suele ser habitual en este tipo de trabajos, el Hyundai i30N también disfruta de nuevos componentes. Para comenzar, los neumáticos son unos Michelin Pilot Sport 4S, calzados sobre llantas Leggera HLT, de la compañía OZ Racing. Además, los muelles específicos reducen en 15 milímetros la altura libre al suelo del conjunto.

Hyundai i30 N de RaceChip

El Veloster N, otro beneficiado

Completan los cambios un kit de barras estabilizadoras de Eibach y ligeros cambios estéticos, firmados por Schwabenfolia. Por cierto, el escape HJS, además de incrementar la fuerza mecánica, produce un sonido más grave y contundente al acelerar. 

Como apunte final, RaceChip ya ha anunciado, a través de su cuenta de YouTube, que dispondrá de una actualización de motor similar para el nuevo Veloster N. Cuando llegue el i30 N Fastback, también podría beneficiarse de esta preparación. 

Fuente: RaceChip 

Galería: Hyundai i30 N de RaceChip