Está desarrollado por la empresa norteamericana American Expedition Vehicles (AEV).

El mundo de las transformaciones suele ofrecernos vehículos extremadamente llamativos. En este caso, hablamos de una transformación práctica, realizada por la empresa American Expedition Vehicles (AEV), ubicada en Montana, con una amplia experiencia en fabricar piezas y accesorios para los todoterrenos y pick-up de Jeep, Ram y Chevrolet. A la vista del resultado final, si tienes un Jeep Wrangler 2018 y te gusta la aventura, puede que sea el momento de pensar en una transformación. Los chicos de AEV tienen la solución, con su proyecto Outpost II, una muestra de lo que son capaces de hacer. 

Jeep Wrangler Outpost II camper

Suspensión elevada y espacio para dos ocupantes

La nueva caravana tomó como punto de partida un Jeep Wrangler de serie y la empresa AEV ha alargado el bastidor trasero, para disponer de más espacio. También ha instalado una suspensión específica que eleva la altura libre al suelo en 11,4 centímetros. La potencia está asegurada gracias al motor 5.7 HEMI V8 e incluye un snorkel, para asegurar la respiración del motor al vadear ríos con cierta profundidad.

También te podría interesar:

Así las cosas, los cambios más interesantes los encontramos en el interior del vehículo, donde el techo de la caja dispone de apertura eléctrica, que permite ganar altura en el interior. El Outpost II dispone de dos áreas de cocina, una dentro y otra en el exterior, una nevera con un volumen de 50 litros además de una estufa de acero, fundamental para el invierno. La iluminación con tecnología de tipo LED, el toldo exterior y un depósito de agua potable de 84 litros garantizan garantizan excursiones cómodas y seguras para dos personas. En total, el proyecto ha incluido un total de 600 piezas, fabricadas a mano, incluido un techo solar de 265W.

Jeep Wrangler Outpost II camper

De momento, solo es un proyecto

Desafortunadamente, American Expedition Vehicles no ha confirmado que tenga planes de comercializar el Outpost II. Se trata de un proyecto personalizado para el presidente de la compañía. No obstante, en un futuro cercano, la empresa podría ofrecer algo similar sobre la base de un RAM. También tienes que saber que, si te animas, la mayoría de los componentes empleados en el Outpost II están disponibles a través del catálogo de piezas y accesorios de AEV.

Jeep Wrangler Outpost II camper

Por citar algunos ejemplos, el sistema de admisión por snorkel, con prefiltro completo para el Wrangler, cuesta unos 400 dólares (345 euros), mientras que un paragolpes delantero personalizado tiene un coste de 1.320 dólares (1.140 euros); la cámara trasera de ayuda al estacionamiento vale 680 dólares (590 euros). Si estás interesado en más piezas y accesorios, puedes visitar la sección de extras del preparador norteamericano.

Fuente: American Expedition Vehicles (AEV) vía Curbed

Galería: Jeep Wrangler Outpost Camper