Incluye tantas piezas aligeradas de peso, que BMW podrían haberlo llamado M2 CSL.

En sentido estricto, el BMW M Performance Concept es un ejercicio de diseño. Sin embargo, en realidad, se trata de un BMW M2 aligerado con un arsenal de elementos disponibles a través del catálogo de opciones de M Performance.

El fabricante bávaro no quiso dejar pasar la oportunidad del reciente Goodwood Festival of Speed para exhibirlo y realizar un video, detallando todos los elementos destacables de este concept car tan llamativo.

También te podría interesar:

En el video que acompaña a esta noticia, el responsable de M Performance Parts, Anton Koller, comenta que la idea de este ejercicio de diseño nació hace aproximadamente un año, y les llevó unos seis meses desarrollar todos los componentes de fibra de carbono.

En total, se ha conseguido rebajar unos 60 kilogramos el peso en vacío del M2 de serie. Por ejemplo, los asientos delanteros son 9 kilos más livianos.

BMW M Performance Parts Concept

La dieta de la fibra de carbono

La fibra de carbono ha sido la piedra angular sobre la que ha girado este concept car. Con este material compuesto se ha fabricado el capó, el techo, el portón y el difusor trasero.

En el interior también se ha aplicado la misma 'dieta' para adelgazar al máximo el peso del vehículo, incluyendo una nueva batería, que solo pesa 14 kilogramos y es mucho más ligera que la que equipa el M2 de serie.

BMW M Performance Parts Concept

Resulta inevitable pensar en lo que representaron para la marca los diferentes vehículos vestidos con las siglas CSL. El M Performance Parts Concept va en esta línea, ya que también se beneficia de otras actualizaciones en diferentes áreas.

Los responsables de la firma alemana han instalado una suspensión específica que rebaja la altura libre al suelo en 20 milímetros, mientras que las llantas forjadas de 19 pulgadas, más ligeras que las de serie, equipan neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

BMW M Performance Parts Concept

En resumen, este concept car muestra lo que es, esencialmente, un M2 aligerado mediante una dieta extrema con ingredientes de M Performance. El resultado final es espectacular, eso es innegable. Sin embargo, este vehículo deja en el aire una pregunta: ¿es más razonable un BMW M2 confeccionado a la carta con todos los extras posibles u optar por su hermano mayor, el M4?

BMW M Performance Concept