Tiene un motor V12 de gasolina y cambio manual, de seis velocidades.

Aunque no lo creas, hace poco más de cinco años un conductor, con unos ingresos más o menos modestos, podía buscar en Internet, o en una revista especializada en coches, y adquirir un BMW Serie 8 de los años 90 por un módico precio. Entendiendo por un módico precio una tarifa inferior a los 10.000 euros.

Sin embargo, en los últimos años, el valor de este coupé ha subido considerablemente y las unidades con kilometraje razonable escasean. Por eso, este ejemplar a la venta en MotorGT.com es, por resumirlo rápidamente, magnífico. Es cierto que cuesta 250.000 dólares (equivalentes a 213.000 euros), pero... ¿acaso existe algún otro BMW 850 CSi, de 1994, con cambio manual y 3.600 millas (5.800 kilómetros)?

Más coches clásicos en Motor1.com:

BMW 850 CSi 1994

BMW 850 CSi: un corazón de 12 cilindros

En la actualidad, este BMW se encuentra en Nueva York y es lo más parecido a desplazarse hasta los años 90, en una cápsula del tiempo. De hecho, según resalta su propietario en el anuncio (un vendedor particular), todavía huele a nuevo. Por lo demás, en el anuncio se asegura que el coche es 100% original y que, en el último año, se le ha realizado una revisión completa. 

Para impulsarse, este modelo clásico equipa un propulsor V12 de 5.576 cm3, con 380 CV de potencia, a 5.300 rpm, y 550 Nm de par máximo, a 4.000 rpm, combinado con una caja de cambios manual, de seis velocidades. Gracias a ello, obtenía unas prestaciones muy correctas para la época y que, en la actualidad, serían comparables a las de un buen GTI, como demuestran una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada).

En el plano tecnológico, puede decirse que el BMW Serie 8 es un automóvil curioso. En la década de los 90, era uno de los coches más avanzados del mundo, pero a largo plazo, eso se tradujo en problemas eléctricos de difícil solución. Por otro lado, se trataba de un coupé con un planteamiento más burgués que deportivo, algo que durante años lo ha alejado de los coleccionistas de coches clásicos.

Sin embargo, el nacimiento del nuevo BMW Serie 8 ha puesto en el mapa, de nuevo, a este deportivo de los años 90. Sinceramente, se lo merece.

BMW Serie 8, más información:

Galería: BMW 850 CSi de 1994