El golfista británico Aaron Rai consiguió el premio en el Open de Alemania.

Conseguir la hazaña de completar un hoyo con un solo golpe es, para los amantes al golf, uno de los momentos más emocionantes del mundo. Sin embargo, en el caso del golfista británico Aaron Rai, de 23 años, semejante golpe le supuso una recompensa asombrosa: un BMW i8 Roadster.

El éxito tuvo lugar en el hoyo 16 del torneo BMW International Open, disputado en Alemania la semana pasada. Como puedes apreciar en las imágenes, el deportista inglés recibió las llaves de su flamante descapotable, al finalizar el torneo, de manos de Peter van Binsbergen, jefe de Ventas y Marketing de BMW Alemania.

BMW i8 Roadster premio hoyo en uno

Cuatro premios desde el año 2012

El premio al hoyo en uno que ofrece el fabricante bávaro empieza a ser peligroso. Este es el cuarto automóvil que BMW ha regalado por este motivo, desde que comenzó a patrocinar el evento, en 2012.

Coincidiendo con la celebración de la primera edición, en Colonia, el inglés Andrew Marshall consiguió un 640i Gran Coupé. Dos años más tarde, otro golfista británico, James Heath, logró un flamante i8 al embocar con un impresionante golpe. Posteriormente, el escocés Richie Ramsay fue el tercer jugador en abandonar las instalaciones de Gut Lärchenhof con otro BMW, en este caso, un M760Li xDrive.

BMW i8 Roadster premio hoyo en uno

El híbrido enchufable de BMW, el i8 Roadster, es la última incorporación a la oferta de vehículos ecológicos del fabricante alemán. Incluye el mismo motor de gasolina de tres cilindros turboalimentado, que ya conocíamos en el i8 coupé, que junto a la mecánica eléctrica, desarrolla una potencia total de 374 CV. El chasis está fabricado con materiales plásticos reforzados con fibra de carbono y el techo disfruta de accionamiento eléctrico.

BMW i8 Roadster premio hoyo en uno

Con semejante potencial, el descapotable alemán acelera, de 0 a 100, en 4,6 segundos, alcanza los 250 km/h de velocidad punta (con limitación electrónica) y anuncia un consumo mixto oficial de 2,1 litros cada 100 kilómetros. Suponemos que, con estas credenciales, será complicado borrar la sonrisa de la cara de Aaron Rai.

También te podría interesar:

Galería: BMW i8 Roadster: premio hoyo en uno