La puja tendrá lugar en el Festival of Speed, el próximo mes de julio.

La fama del Aston Martin DB5 se debe en gran parte, aunque no toda, a sus apariciones cinematográficas en numerosas películas de la saga James Bond. Concretamente, una de las más destacadas protagoniza el comienzo de la película GoldenEye (1995), en la que el famoso agente secreto 007 persigue a Xenia Onatopp y su Ferrari 355, a través de las colinas que rodean el principado de Mónaco.

Aston Martin DB5 Goldeneye

Solo se utilizaron tres Aston Martin DB5 para la película

El que estás contemplando es una de las tres unidades utilizadas en la grabación de GoldenEye. El vehículo principal era empleado para los primeros planos donde se podía ver al protagonista, mientras que los otros dos restantes estaban destinados a los especialistas en las persecuciones con otros vehículos. Concluida la grabación, esas dos unidades fueron adquiridas y restauradas por el especialista británico Stratton Motor Company; por cierto, estaban en unas condiciones bastante deplorables.

El vehículo actualmente en venta es el chasis DB5 / 1885 / R. Finalizada la filmación, se utilizó para promocionar la película, y más tarde la propia Aston Martin lo utilizó en los actos de presentación del DB7, con apariciones en Detroit y Los Angeles, conducido por Sir Stirling Moss. También ha sido expuesto en el Museo Nacional del Motor inglés, además de participar en la exposición 'Bond in Motion' que tuvo lugar en Covent Garden.

Aston Martin DB5 Goldeneye

En la actualidad, el coche es propiedad del empresario Max Reid, desde el 14 de febrero de 2001, que lo compró en una subasta organizada por la casa Christie's en Londres, que consiguió reunir más de 250 lotes de objetos relacionados con las películas de James Bond. "Tenía dos razones para comprarlo", dijo Max Reid en ese momento. "Es un gran regalo para mi esposa y también será una gran publicidad para mi empresa. Es la primera subasta en la que he participado, pero soy un gran admirador de James Bond".

El segundo vehículo fue adquirido por EON y se usó durante los rodajes de las películas 'Skyfall' en 2013, así como también en 'Tomorrow Never Dies', de 1997, y en 'Spectre', de 2015.

Aston Martin DB5 Goldeneye

"El DB5 es uno de los automóviles clásicos británicos más reconocibles y deseables en el mundo", dijo Sholto Gilbertson, director del departamento de Bonhams Motor Cars. "También es el último coche de James Bond: todos los fanáticos recuerdan a Pierce Brosnan zigzagueando por las montañas en este vehículo y es uno de los iconos más deseados de los modelos utilizados por Bond. Realmente es muy especial".

El automóvil estará expuesto el próximo 2 de junio, en el evento Bonhams Aston Martin, que se celebrará en el Englefield House Reading. Posteriormente, se pondrá a la venta en el Bonhams Goodwood Festival of Speed Sale, el 13 de julio.

Fuente: AutoClassics

También te podría interesar:

Fuente: AutoClassics

Galería: Aston Martin DB5 GoldenEye