Disfrutar de un clásico como este GTI siempre es un buen plan.

Encontrar un ejemplar original y bien conservado de la primera generación del Volkswagen GTI (o Golf GTI MkI, si así lo prefieres) no es una tarea sencilla. Sobre todo, porque estamos hablando de modelos que, en muchos casos, llevan cerca de 40 años 'quemando el asfalto'.

Sin embargo, en el vídeo que te ofrecemos en esta noticia, queda demostrado que el tiempo gastado en la búsqueda está bien empleado. ¿El motivo? Parece claro que el 'abuelo' de los compactos deportivos sigue siendo una opción muy a tener en cuenta, cuando se trata de disfrutar de una conducción pura.  

La descripción de YouTube no proporciona el año de fabricación de este estupendo GTI, aunque el empleo del motor 1.8 de gasolina atmosférico, en lugar del 1.6 primitivo, nos da a entender que se debería de tratar de una unidad posterior a 1982.

Es cierto, acorde a los estándares modernos, los 112 CV de potencia y 140 Nm de par máximo podrían parecer pocos. Pero, desde luego, en el pequeño y ligero GTI, es más que suficiente para disfrutar al máximo. Además, llega un sonido fantástico desde el escape...

También te podría interesar:

 

Filmado en las orillas del Lago Wörthersee, en Austria, tradicional centro de reunión de los aficionados de Volkswagen, el paisaje crea una atmósfera idílica para darse un paseo, en primera persona, con este 'hot hatch' clásico.

Y, aunque el afortunado propietario no conduce con demasiada vehemencia, parece disfrutar de una experiencia plenamente satisfactoria. Además, de la manera en que ha sido grabado, resulta fácil imaginarse a uno mismo tras el volante... pero sin los guantes, eso sí. 

El rendimiento y las prestaciones del GTI han evolucionado mucho desde la primera generación. Sirva como ejemplo el último Golf GTI TCR Concept, presentado en el reciente Wörtherseetreffen, que servirá de base para un modelo de producción, que llegará a finales de este año.

Frente al motor de 112 CV de nuestro protagonista, este prototipo alcanza los 290 CV y 370 Nm de par, extraídos de una evolución del propulsor 2.0 TSI. De este modo, no es de extrañar que sea capaz de llegar a los 264 km/h. Hasta que podamos conducirlo, seguiremos quedándonos con el encanto de lo clásico...

Galería: Volkswagen Golf GTI MkI: un coche clásico legendario