A pesar de su menudo tamaño, el deportivo japonés consiguió numerosas victorias en la época.

Toyota nos acaba de sorprender con la restauración del Sports 800 de 1965. Es muy probable que se trate de la unidad de carreras original más longeva en la historia del fabricante oriental. En su palmarés, sabemos que cosechó un segundo puesto en los 500 kilómetros de Suzuka, en 1966.

La firma oriental preparó cuatro vehículos para esta carrera y nuestro protagonista, con número de chasis 10007, alcanzó el segundo peldaño del podio con Mitsuo Tamura al volante. En su versión de serie, el 800 fue el primer vehículo deportivo comercializado por Toyota.

Toyota Sports 800 de 1965

Toyota Sports 800, con 45 CV y solo 580 kilos

Has de saber que su pequeño motor de 790 cm3 desarrollaba una potencia máxima de 45 CV. Sin embargo, en su época compitió frente a rivales equipados, en algunos casos, con mecánicas de 2.000 cm3, a los que consiguió vencer gracias a su reducido peso y magnífica aerodinámica.

Toyota Sports 800 de 1965

El diseño del vehículo fue obra de Tatsuo Hasegawa, el mismo responsable del Corolla de primera generación. Como dato curioso, el Sports 800 fue pionero en el uso de los túneles de viento, para mejorar la aerodinámica de los vehículos de Toyota.

También puede presumir de haber sido el primer automóvil japonés, fabricado en serie, en utilizar una combinación de acero y aluminio, que le permitió alcanzar un peso en vacío de solo 580 kilos.

Toyota Sports 800 de 1965

Gracias a este dato, entre otros factores, consiguió completar las 84 vueltas al trazado de Suzuka sin tener que repostar durante toda la carrera. Los comisarios sospecharon de la legalidad de los tanques de combustible del pequeño deportivo japonés.

Sin embargo, cuando lo revisaron, comprobaron que los depósitos del Sports 800 todavía tenían un 30% de combustible. Eso daba una idea de lo poco que consumía el modelo de Toyota. 

Toyota Sports 800 de 1965

El modelo en cuestión, con el dorsal número 3, fue descubierto en un garaje y ha sido restaurado por los especialistas de Toyota Gazoo Racing, que lo han decorado con los mismo colores de los vehículos de competición de la marca: el Yaris WRC y el TS050 HYBRID LMP1.

Toyota Sports 800 de 1965

Después de ponerse en contacto con clubes de propietarios de la marca, suministradores de piezas originales y nuevas empresas expertas en la fabricación de componentes, Toyota ha completado la restauración del vehículo hasta el último detalle.

Asimismo, también se han reconstruido el sistema de suspensión original de competición, así como los diferentes elementos internos del motor. El aspecto es magnífico, tal y como puedes juzgar por ti mismo.

Fuente: AutoClassics.com

Otras noticias relacionadas:

Toyota Sports 800 1965