Basado en la versión Turbo, con el paquete Sport Chrono, será el coche de seguridad en el World Endurance Championship.

Cuando solo han pasado unas semanas de la presentación del Mercedes-AMG GT R, el nuevo Safety Car de la F1, sus vecinos de Stuttgart acaban de mostrar su homólogo para el World Endurance Championship (WEC).

Porsche ha elegido un 911 Turbo como el coche de seguridad oficial del Mundial de Resistencia hasta el año 2020. Eso significa que podremos contemplarlo, entre otras carreras, en las 24 Horas de Le Mans de los próximos tres años.

Porsche 911 Turbo Safety Car del World Endurance Championship (WEC)

Porsche y WEC, una numerosa flota de vehículos oficiales

Sobre la base de un 911 Turbo de serie, el vehículo ha sufrido algunas modificaciones, necesarias para cumplir con la reglamentación de un vehículo de seguridad de competición. De esta forma, se le ha añadido una sirena y un conjunto de luces en el techo, además de luces intermitentes en el frontal y la zaga.

Además, en el interior se ha instalado un equipo de radio, unos asientos de tipo baquet, con cinturones de seguridad con seis puntos de anclaje y una pantalla digital que muestra las señales de dirección de carrera.

Los ingenieros también han modificado el sistema de frenos y la suspensión, para adaptar mejor el vehículo a las características de un circuito. Asimismo, la carrocería está pintada en negro mate e incluye franjas rojas brillantes, en recuerdo de los vehículos de competición de fábrica de Porsche.

Porsche 911 Turbo Safety Car del World Endurance Championship (WEC)
Porsche 911 Turbo Safety Car del World Endurance Championship (WEC)

La firma alemana ha desarrollado, en total, 11 vehículos para el WEC. Dos unidades del 911 Turbo viajarán por todo el mundo, mientras dure el campeonato. A ellos, se les unirán otros tres ejemplares extra de este modelo, coincidiendo con las 24 Horas de Le Mans. Todo, completado por una flota de otros vehículos de Porsche, que estarán a disposición del personal de seguridad y de los servicios médicos de los circuitos.  

Equipado con llantas de aleación de 20 pulgadas y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, el 911 Turbo Safety Car del WEC esconde en su interior una potente mecánica de gasolina, biturbo, con arquitectura de seis cilindros tipo bóxer y 3,8 litros de cilindrada. Como decíamos anteriormente, incluye el paquete opcional Sport Chrono y desarrolla una potencia de 540 CV y un par motor de 710 Nm. Un poderío que asegura unas prestaciones excepcionales: 320 km/h de velocidad punta y 3,0 segundos en la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h.

Otras noticias relacionadas:

Galería: Porsche 911 Turbo Safety Car del World Endurance Championship