Este coche clásico ha recibido trasplante de motor.

Tras más de cuatro décadas y siete generaciones a la venta, el Volkswagen Golf ya es una leyenda dentro del mundo mundo del automóvil. Y eso ha provocado que, entre los aficionados a los coches clásicos, sus versiones deportivas se estén revalorizando en los últimos años. Pero hoy, la noticia no va de 'antigüedades', sino de rallies.

Siempre hemos pensado que una imagen vale más que mil palabras, así que hemos decido alegrarte el día con el vídeo de un Volkswagen Golf MKII, al que se le ha dotado de una estética de rallies... y un swap de motor. Llegados a este punto, lo más lógico es que te preguntes que es un swap. Muy sencillo, sustituir el propulsor de un automóvil, por otro mucho más potente, procedente de otro vehículo. 

La carrocería de un Volkswagen Golf... y el motor del otro

En este caso concreto, bajo el capó de este Volkswagen, puesto a punto para competir en subidas de montaña, se encuentra el propulsor 2.0 TFSI del Volkswagen Golf GTI V... pero potenciado hasta alcanzar 600 CV y 650 Nm de par máximo. Al volante, el piloto austriaco Karl Schagerl es el encargado de estirar la mecánica del modelo alemán una y otra vez.

Desde el punto de vista dinámico, el automóvil da la sensación de ir pegado al suelo, mientras que, por diseño, en cierto modo, su aspecto recuerda al de los legendarios modelos del Grupo B de rallys... y eso hace que tenga un encanto especial. Sumado al sonido del motor, junto a los petardeos y las llamaradas que se suceden al cambiar de marcha, hacen de este Volkswagen Golf un artefacto digno de ver.

Más noticias sobre el Volkswagen Golf:

Galería: Todo lo que necesitas saber sobre el VW Golf GTI