¿La clave para ser feliz? Disponer de un circuito, un vehículo de propulsión trasera y apagar el control electrónico de estabilidad.

El regreso del Alpine A110 ha sido una de las noticias que más titulares ha acaparado en los últimos días. Y no es para menos, ya que este cupé, con motor central, pretende medirse a deportivos de la talla del Porsche 718 Cayman o el Alfa Romeo 4C. Ahora, desde el medio digital L'argus, nos muestran cómo la trasera de este deportivo no siente timidez a la hora deslizar, en un vídeo grabado en el Circuit du Grand Sambuc, en Francia

Alpine A110 2018, más información en Motor1.com:

Con el control electrónico de estabilidad desactivado, una temperatura invernal y el circuito mojado, el Alpine A110 2018 demuestra que es capaz de romper la adherencia de los Michelin Pilot Sport 4 sin demasiados problemas, para hacer derrapar la trasera. 

También podemos escuchar la melodía del propulsor turboalimentado, de 1.8 litros de cilindrada, compartido con el nuevo Renault Megane RS. Con 252 CV y 320 Nm de par máximo, le permite alcanzar los 200 km/h con facilidad, como puedes ver en el vídeo, y es capaz de seguir acelerando hasta llegar a una velocidad de 250 km/h (autolimitada)

Por otro lado, como ya sabrás, con un peso que arranca en 1.080 kilos, el Alpine A110 2018 es uno de los coches más ligeros que puedes comprar, si exceptuamos a los urbanos y al Mazda MX-5.

Alpine A110 2018

Alpine A110 Sport 2018: el más deportivo

Por otro lado, la compañía francesa está trabajando en una versión más prestacional del modelo, que se denominaría Alpine A110 Sport. Esta variante estaría optimizada para reducir el peso del coche en 50 kilos adicionales y, además, incrementaría la potencia del motor hasta los 300 CV... Casualmente, la misma cifra que anuncia el Renault Mégane RS Trophy, previsto para 2018. Sin duda, la espera se hará larga hasta que podamos conducirlo. 

Los mejores vídeos en Motor1.com:

Alpine A110 2018 Première Edition