Los deportivos más exclusivos de la gama continuarán ofreciendo propulsión trasera o un sistema de tracción total.

En determinados modelos, BMW está rompiendo su tradición, al ofrecerlos con tracción delantera. Dos ejemplos son el monovolumen Serie 2 Active Tourer y el SUV X1. Pero no esperes que las variantes M empleen también este esquema, si tenemos en cuenta las declaraciones de Dirk Hacker, vicepresidente de la compañía. 

Prueba del monovolumen enchufable:

En una reciente entrevista a Autocar, el directivo explicó que "el conductor tiene que sentir el coche a través de la dirección y la aceleración. Hoy en día, esta cualidad nos impide plantearnos el eje motriz delantero en los M".

BMW M5 2018

Adiós a los M manuales

En verdad, esta información no resulta especialmente sorprendente. Sin embargo, Hacker reveló algo inesperado: el BMW M2 Coupé podría ser el último coche M que se ofrece con cambio manual. "Me gustan mucho las variantes manuales, pero la tasa de aceptación de esta caja está disminuyendo. Además, la transmisión de doble embrague ofrece mayor rendimiento y, a su vez, más eficiencia". 

La entrevista dio todavía más de sí, ya que Hacker explicó que la próxima generación del M3 y el M4 seguirá contando con propulsión trasera. Es decir, no seguirá el camino del BMW M5 2018, en el que es posible elegir entre uno o dos ejes motrices. En esos modelos, se incrementará la potencia, quedando atrás los 431 CV que ofrecen actualmente. "Aumentaremos las prestaciones del M3 y el M4, pero no queremos que suban de peso". 

En la primavera de este año, se exhibió el restyling de la gama Serie 2 2017, que conserva el tren motriz posterior. También la siguiente generación de esta familia, a excepción del nuevo Serie 2 Gran Coupé, disfrutará de un esquema de propulsión trasera. En principio, los nuevos Serie 2 Coupé y Cabrio no estarán disponibles hasta la próxima década.  

Fuente: Autocar

Otras noticias de BMW M en Motor1.com:

BMW Serie 2 2017: restyling para toda la gama