Por decimoséptimo año consecutivo, los montesistas disfrutaron de su popular fiesta, la Montesada, que congregó a miles de aficionados de la mítica marca española.

La localidad barcelonesa de Tona fue una vez más el escenario de este gran evento, organizado por el Club Montesa y el Moto Club Tona, con el apoyo de Honda España.

Miles de apasionados de la firma española, así como aficionados al motociclismo en general, pudieron disfrutar de un evento único en el que el gran protagonista fue de nuevo el inconfundible espíritu Montesa.

Montesada 2017, Tona, Barcelona

El equipo oficial Repsol Honda deleitó a los asistentes

El evento contó con la presencia del potente y ampliamente galardonado equipo oficial Repsol Honda Team de Trial, con sus pilotos, el pluricampeón del mundo Toni Bou, el también campeón Takahisa Fujinami y el campeón del mundo junior Jaime Busto, además de Marc Freixa, Francesc Moret y los miembros de la Montesa Talent School.

De esta forma, la Montesada sirvió también de escenario para homenajear a Toni Bou, que este año ha vuelto a romper todos los registros tras proclamarse campeón del mundo por 22ª ocasión. Bou estuvo al lado de todos sus fans, compartiendo zonas en un ambiente de marcado carácter festivo.

Tanto él como sus compañeros, hicieron disfrutar a todos los aficionados con sus espectaculares demostraciones, realizando incluso zonas increíbles, tanto en la zona indoor como en la denominada “subida imposible”, con la que también se atrevieron algunos de los aficionados presentes.

Montesada 2017, Tona, Barcelona

Trial para todos los niveles y motos de todas las épocas    

La fiesta de Montesa contó también con un trial para todos los niveles, en el que se podía encontrar modelos de todas las épocas de la marca española, desde las primeras Cota 247 hasta las modernas 4RT. De nuevo este año se organizó un circuito de motocicletas infantiles y un trial excursión en el que participaron las polivalentes 4RIDE.

Además del trial, la Montesada contó con una zona de exposición de motocicletas entre las que destacaba la primera unidad producida del modelo 250 Trial, así como la tradicional reunión del Moto Club Impala.

Sin duda, una jornada muy completa que constata el gran valor que tiene la marca Montesa para todos sus aficionados y que hizo que tanto los montesistas como todos los aficionados a las motocicletas pudieron disfrutar de una jornada inolvidable junto con los mejores pilotos de trial del mundo.

Más noticias y pruebas de motos:

Forma parte de algo grande

Montesada 2017, Tona, Barcelona