El nuevo coche de Fórmula 2, con el que se disputará la competición de apoyo de la Fórmula 1 en 2018, incluye una nueva protección para el piloto.

El monoplaza, llamado F2 2018, se ha presentado en Monza, coincidiendo con el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, y cuenta con un dispositivo de protección del cockpit, el famoso Halo.

El nuevo coche, el primero de esta categoría que se introduce desde 2011, cuando todavía se denominaba GP2, ha sido diseñado para parecerse a la nueva generación de coches de la F1.

El estilo más ancho y dinámico de la carrocería, con el chasis producido de nuevo por Dallara, se traduce en que el coche es 159 milímetros más largo que su predecesor, mientras que el ancho, de 1,90 metros, no varía respecto al habitual. Además, el peso asciende en 32 kilos, incluyendo al piloto.

Auto de la FIA Fórmula 2 2018

Fórmula 2 2018: con 620 CV de potencia

El DRS del coche, las tecnologías virtuales de seguridad y los sistemas electrónicos han sido actualizados, junto a la ECU, que podrá ser desarrollada en las próximas temporadas con la finalidad de controlar los costes. Magneti Marelli suministrará dicha ECU y entregará la unidad de gestión de suministro de energía del coche.

El F2 2018 conservará una serie de elementos mecánicos del GP2/11, incluyendo la mayor parte de la caja de cambios, el sistema de frenos y algunos componentes de la suspensión.

El nuevo coche seguirá utilizando neumáticos suministrados por Pirelli, pero el tamaño se basará en las dimensiones de los F1 de 2016.

Más contenidos de F1 en Motor1.com:

Fuente: Motorsport.com

Forma parte de algo grande