Tiene 560 CV de potencia... pero le falta la inyección de agua.

Hoy nos hacemos eco de una noticia que nos llega desde nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos... y que resulta tan curiosa como espeluznante. Una creación de dudoso gusto, llevada a cabo sobre un BMW M4 por el preparador Alpha-N Performance, ha batido el récord de vuelta de Nürburgring de toda una leyenda como el BMW M4 GTS. Así, como lo oyes...

En defensa de sus creadores, diremos que estaban en su derecho de atacar el récord del Green Hell. A fin de cuentas, su base se encuentra realmente cerca de la pista. Y además, han preparado, según sus palabras, una puesta a punto específica, en lo que a gestión electrónica se refiere, para el propulsor 3.0 biturbo del M4 Coupé. ¿El resultado? Una ganancia de potencia que alcanza... ¡los 560 CV! Exactamente, 60 más que nuestro añorado GTS. 

BMW M4 Alpha-N Performance

Puesta a punto específica y reducción de peso

Para asegurarse de que la transmisión automática de doble embrague M DKG, de siete marchas, es capaz de asumir la inyección de energía adicional, nuestros amigos de Alpha-N Performance han tomado prestado el software que emplea el M4 GTS. Desde luego, no parece mala idea...

Pero la cosa no acaba aquí, ya que también se han introducido cambios en el diferencial autoblocante trasero, el control de estabilidad y la suspensión. En este sentido, se opta por una de tipo ajustable, desarrollada por Öhlins. Del mismo modo, también se emplean unas llantas de aleación de 20 pulgadas, más ligeras que las originales, desarrolladas por OZ Racing.

En busca de la reducción de peso, también incorpora un capó de carbono, creado en exclusiva, así como un paragolpes ligeramente modificado, para mejorar el flujo aerodinámico. En la zaga, también se recurre a un alerón de fibra de carbono, mientras que el habitáculo se beneficia de dos asientos Recaro, de tipo baquet. 

BMW M4 Alpha-N Performance
BMW M4 Alpha-N Performance

Un auténtico récord

Con todo este arsenal de actualizaciones a cuestas, este M4 tan especial ha rodado en Nürburgring 7 minutos y 20 segundos. Para que te hagas una idea, según la firma bávara, el M4 GTS tuvo que conformarse con un tiempo de 7 minutos y 28 segundos.

Si quieres saber algo más, sobre el precio de todas estas modificaciones, deberías pegarle un toque a los chicos de Alpha-N Performance. Sin embargo, tenemos la sensación de que seguirá siendo mucho más barato que hacerse con uno de los 700 GTS que se vendieron en todo el mundo...

BMW M4 2017: más información y noticias:

 

Forma parte de algo grande