Coincidiendo con el salón de Barcelona 2017, SEAT ha restaurado un 600 original, un coche clásico del año 1965.

Coincidiendo con el Automobile Barcelona 2017 (antes conocido como salón de Barcelona) la firma española ha presentado su proyecto de restauración de un SEAT 600 de 1965. De este modo, el coche clásico ha compartido protagonismo en el stand de SEAT con sus dos grandes estrellas: el Ibiza 2017 y el Ateca FR

En un ejercicio de nostalgia, SEAT ha pensado en llevar a cabo un merecido homenaje al coche que movió a todo un país en los años cincuenta y sesenta. Un proceso totalmente artesanal, en el que un equipo de 30 profesionales ha devuelto a la vida un clásico que llevaba 25 años parado. 

Todas las novedades de Autombile Barcelona 2017:

¿El objetivo? Restaurar una unidad con carrocería descapotable y, ya de paso, celebrar el 60 aniversario del 600. Un modelo que. como curiosidad, diremos que costaba unas 70.000 pesetas en el año 1957, que estuvo en fabricación hasta 1973 y que se ensamblaron unas 800.000 unidades.  

Restauración SEAT 600 de 1957

SEAT 600 D de 1965: más de 1.000 recambios originales

El proyecto ha estado liderado por Ángel Lahoz, ingeniero del Centro Técnico de SEAT, y ha requerido cerca de 1.500 horas de trabajo prácticamente artesano. También, la inclusión de unos 1.000 recambios originales. 

Esta unidad, que fue adquirida por un particular en 1965, llevaba cerca de 25 años sin ser usada. De ahí que se haya tenido que llevar a cabo un trabajo minucioso; sobre todo, en áreas como chapa, pintura y mecánica. Todo, según palabras del propio Lahoz, para conseguir dejarlo mejor  que cuando salió de la fábrica.

Centrándonos en la pintura, se han empleado 15 litros de la tonalidad gris azulada. Es muy de tendencia y, a la vez, cuenta con reminiscencias de los primeros 600”, afirma Jordi Font, responsable de Color&Trim de SEAT. 

Restauración SEAT 600 de 1957

Por supuesto, con capota manual

Sin duda, gran parte de los esfuerzos de la restauración se han centrado en el techo de lona, de accionamiento manual. Por supuesto, el proceso ha incluido una reconstrucción total artesana, incluyendo todas las piezas que faltaban. También son nuevos, pero originales, el volante y el mando que acciona la bocina.

Otra curiosidad la encontramos en el denominado material textil 'pata de gallo' que, según palabras del propio Font, pretender ser "una alegoría al famoso gráfico ‘pata de gallo’ con el blanco y el negro, y que nos recuerda a tiempos pasados”. 

Viendo el resultado final, y la nostalgia que despierta en todos nosotros, nos queda la duda de qué sucedería si SEAT se lanzara a fabricar un urbano con la estética retro del 600...

Restauración SEAT 600 de 1957
Restauración SEAT 600 de 1957

Más noticias de coches clásicos en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Restauración SEAT 600 de 1965