El deportivo británico, pensado para trazados de velocidad, puede circular también por carreteras abiertas al tráfico.

Lotus ha vuelto a encontrar la forma de convertir al Exige en un deportivo aún más puro. El nuevo Lotus Exige Cup 380 se coloca entre el Race 380, limitado a circuitos, y el Sport 380. Esta nueva versión está destinada a aquellos clientes que deseen divertirse con ella en un trazado de velocidad... y volver a casa sin tener que cambiar de coche. ¿La mala noticia? Que solo se van a fabricar 60 unidades para todo el mundo.   

Como en el resto de la familia 380, el motor es un V6 sobrealimentado por un compresor volumétrico. Cubica 3,5 litros y desarrolla 382 CV y 410 Nm de par máximo. La caja asociada, una manual de 6 velocidades, presenta desarrollos cortos y transmite la fuerza mecánica exclusivamente al eje trasero.  

Lotus Exige Cup 380

Lotus Exige Cup 380, con fibra de carbono

En términos de prestaciones, el Lotus Exige Cup 380 completa la aceleración de 0 a 97 km/h (60 millas por hora) en solo 3,4 segundos, una décima menos que el Sport 380 y dos más que el Race 380. La rapidez a la hora de realizar esta maniobra viene dada por las numerosas inserciones de fibra de carbono. Este material ligero se emplea, principalmente, en el splitter delantero, el techo, el portón, el difusor y el alerón.

Los nuevos componentes también son fundamentales para producir mayores fuerzas descendentes a alta velocidad. Concretamente, generan 200 kilos hacia el suelo a 282 km/h, un 40% más que en el Sport 380. Igualmente, hay que destacar que el Lotus Exige Cup 380 muestra en la báscula un peso en vacío de 1.057 kilos, 53 menos que el Sport 380.

Lotus Exige Cup 380

Tecnologías para los circuitos

El deportivo británico incluye cuatro programas que intervienen en el funcionamiento del control de estabilidad y seis que ajustan el de tracción, a las diferentes necesidades del conductor. Asimismo, los amortiguadores son adaptativos, con dos modos de trabajo. Como puedes ver, el coche está más que preparado para ir al límite en un trazado de velocidad.

Los clientes más exigentes podrán adquirir un paquete opcional, para reducir el peso en 1 kilo. ¿Cómo? Remplazando los paneles de las puertas con módulos de fibra de carbono. También existen unas salidas de escape realizadas en titanio para quitarse otros 10 kilos de encima. 

Estamos seguros de que el Lotus Exige Cup 380 se venderá muy rápidamente. En Gran Bretaña, cuesta 99.080 euros, mientras que en Alemania la tarifa asciende a 109.900 euros. 

Más deportivos británicos en Motor1.com:

Forma parte de algo grande