La adopción de varios elementos en fibra del carbón se traduce en una reducción del peso de 41 kilogramos.

Mejorar un deportivo como el Lotus Elise solo se puede llevar a cabo de dos formas: con un motor más potente o reduciendo el peso del conjunto. Pues bien, los ingenieros ingleses han elegido la segunda opción, apostando por la fibra de carbono, presente en varios elementos del deportivo inglés. Gracias a este material, los ingenieros de Norfolk han reducido el peso en la báscula del Elise en 41 kilos. Según la marca, se trata de la reducción más significativa desde que apareció el Elise en el año 1996. De este forma, el deportivo británico recupera el apellido Sprint y declara unos magníficos 789 kilogramos de peso en vacío.

Lotus Elise Sprint 2017
Lotus Elise Sprint 2017

Lotus Elise Sprint, peso pluma

Sin embargo, no creas que la fibra de carbono es la única responsable de esa pérdida de masa. Por ejemplo, la batería se ha sustituido por otra de iones de litio, más compacta y ligera, las llantas de aleación se han forjado a mano y la luneta posterior está confeccionada en policarbonato. Además, la fibra de carbono aparece en la estructura de los asientos, en los umbrales de las puertas y en la estructura de la capota.

Lotus Elise Sprint 2017
Lotus Elise Sprint 2017

Al margen de la cura de adelgazamiento, el Lotus Elise Sprint luce un aspecto mejorado, con un frontal y una zaga retocados, que mejoran la aerodinámica del conjunto y, de paso, refrescan su aspecto. En el interior, todas las miradas se centran en la palanca del cambio manual, con los engranajes a la vista, como en un modelo de competición y más ligera (1 kilo) que la anterior. La consola central deriva del Exige y los arcos de la capota, que opcionalmente, pueden ser de carbono (unos 800 gramos más ligeros).

Mecánicas conocidas para el Lotus Elise Sprint

En términos mecánicos, los interesados pueden adquirir el Lotus Elise Sprint con las mecánicas ya conocidas de gasolina: un 1.6 atmosférico o el 1.8 sobrealimentado. El menos potente desarrolla 134 CV de potencia y 160 Nm, mientras que el segundo alcanza los 217 CV de potencia y 250 Nm de par. En la maniobra de aceleración, de 0 a 100 km/h, ambos modelos detienen el cronómetro en 5,9 segundos y 4,1 segundos, respectivamente. De igual forma, Lotus menciona que el sistema de escape ha sufrido una puesta a punto específica para, en el caso del motor más potente, "ser el coche de 4 cilindros con mejor sonido del mercado". Habrá que esperar para comprobar si tal afirmación es acertada o una simple exageración.

Lotus Elise Sprint 2017

Pero el acabado Sprint no es la única de la familia Elise que recibe mejoras. Los acabados Sport y Cup también han rebajado su peso en 10 kilogramos, así como nuevos elementos estéticos y un diseño del interior revisado. 

El Lotus Elise ya está disponible en el mercado británico con unos precios que arrancan en los 37.250 euros del Lotus Sport. Si estás interesado en la versión Sprint, la cantidad sube a 43.000 euros, en la variante atmosférica, y a 51.000 euros, en la sobrealimentada. Las tarifas se completan con el Elise Cup, desde 54.460 euros, que se pondrá a la venta en el mes de mayo.  

Más noticias sobre coches deportivos:

 

Forma parte de algo grande