Si no conoces el concesionario japonés más llamativo, ahora es el momento.

No te equivoques, Bingo Sports World no tiene nada que ver con ninguna sala de juegos de azar. Más bien, se trata del paraíso para los amantes de los deportivos. Está ubicado en Tokio (Japón), concretamente en el distrito de Akasaka, y se ha convertido en un punto de paso obligado para los aficionados al motor que visiten la capital nipona. Bingo Sports World es un concesionario de automóviles exóticos y el único distribuidor oficial de Pagani en el país del sol naciente.

Concesionario Bingo Sports

Bingo Sports World, el paraíso nipón de los superdeportivos

El concesionario fue fundado por Shinji Takei en el año 2002, un entusiasta apasionado por los deportivos de altas prestaciones de todos los tiempos. Desde entonces, la idea de negocio ha sido sencilla: encontrar y adquirir modelos exclusivos y de prestigio, de cualquier época, revisarlos y esperar al momento adecuado que aumenten su caché.

Una vez alcanzado el valor deseado, se venden a los clientes interesados en estas piezas tan especiales. Sin embargo, con el paso de los años, Shinji Takei no se ha conformado con cualquier superdeportivo. Al contrario, ha recopilado unidades con una historia detrás, que elevan la exclusividad del vehículo en cuestión y que, lógicamente, tienen un valor económico más elevado.

Concesionario Bingo Sports

Nuestro compañero KVC, fotógrafo de la edición francesa de Motor1.com, ha tenido la oportunidad de visitar el garaje de Bingo Sports World y admirar una magnífica selección que puedes contemplar en la galería de imágenes que acompañan a esta noticia.

Pocos son los afortunados que pueden acceder a un aparcamiento tan exclusivo y menos los que tienen ocasión de fotografiarlos, así que disfruta de esta recopilación de fotografías tan especial.

Concesionario Bingo Sports

Después de concluir la visita al aparcamiento japonés, queda clara la filosofía del fundador de la empresa, Shinji Takei. Entre sus tesoros, pudimos ver varios Ferrari como un F40, un 512BB, dos 365 GTB/4 Daytona, uno de competición, o varios Porsche, como un 911S de 1960 o un 911 997 Speedster. Además, descubrimos un rarísimo 288 GTO desarrollado para competir en Grupo B o un espectacular Pagani Zonda. Ya sabes, ahora tienes una excusa más para visitar Japón, empezando por Tokio.

Otras noticias sobre superdeportivos:

 

Forma parte de algo grande

Concesionario japonés Bingo Sports