Para disfrutar del desierto o ir a la ópera, el Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2017 se posiciona como el coche adecuado.

Por primera vez, Maybach se lanza a crear un todoterreno de ensueño, en una serie limitada a 99 unidades. Recordemos que, hasta ahora, sus lujosas obras se habían basado en berlinas de lujo, como el Clase S, el Clase S Pullman y el S 650 Cabriolet.

Ahora, el Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2017 permite al conductor abandonar el asfalto... sin renunciar a la exclusividad. Una sensación que, hace algún tiempo, ya se pudo experimentar con otros modelos tan abrumadores como los Mercedes-Benz G 63 AMG 6x6 y G 500 4x42.

Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2017: una limusina... para el campo

Como máximo representante de la Clase G, este modelo cuenta con algunas ventajas. Por ejemplo, unas grandes dimensiones, que alcanzan los 5,35 metros de largo, 2,11 de ancho y 2,34 de alto. O, sin ir más lejos, un habitáculo más espacioso, que se consigue gracias a una batalla extendida en 57,8 centímetros.

También, para ofrecer una mayor comodidad a los dos ocupantes de las plazas traseras, se sustituyen los asientos originales por otros procedentes del Clase S. Algo que se traduce, como es lógico, en una función de masaje, calefacción o la posibilidad de reclinarse. Además, si lo que se busca es privacidad, cuenta con un panel eléctrico (transparente u opaco) para aislarse de las plazas delanteras.

 

 

Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2017

Con todo lujo de detalles

¿Se puede mejorar? Pues sí, ya que basta con tocar un botón para que el techo eléctrico de lona que cubre la zona posterior se recoja y sea posible viajar descapotados... saboreando una bebida fría o caliente, dependiendo de la climatología. A fin de cuentas, los ocupantes disfrutan de una amplia consola central, mesitas de tipo avión, soporte para copas y un sistema de infoentretenimiento con dos grandes pantallas, de 10,0 pulgadas.

Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2017

Una bestia de 630 CV

Bajo el capó, se esconde la misma mecánica encargada de dar vida al Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet. En esencia, se trata de un propulsor V12 biturbo de gasolina, con 6,0 litros de cilindrada, que entrega 630 CV de potencia... ¡y 1.000 Nm de par máximo! Y, aunque la marca no anuncia prestaciones oficiales, estamos seguros de que serán espectaculares. Tanto, como su consumo medio, cifrado en 17,0 litros cada 100 kilómetros.

Respecto sus cualidades fuera del asfalto, la marca confirma que la tracción total incluye tres diferenciales, con acción de bloqueo al 100%, mientras que la altura libre al suelo es de 45 centímetros. Por el momento, sabemos que se presentará en el salón de Ginebra y que llegará en otoño, pero no su precio. Eso sí, será más caro que el Mercedes-Benz G 63 AMG 6x6, que superaba los 456.000 euros.

Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2017

Si te gustan los 4x4 lujosos:

Forma parte de algo grande