El modelo francés suma la estética propia de un SUV y el espacio de un gran monovolumen. Esta sí es una excelente opción familiar.

Posiblemente, al acercaros a un concesionario y comprobar la habitabilidad de un SUV para llevar a la familia o practicar aficiones al aire libre, no os ha convencido plenamente. En esta web, siempre hemos defendido a los monovolúmenes, una especie en extinción, como la mejor alternativa de espacio en el mercado.

Con el Espace, Renault ha sabido amoldarse perfectamente a la moda imperante, disponiendo de un vehículo espacioso... con la estética propia de un todocamino. De este modo, el modelo francés recoge los gustos y las necesidades de muchos clientes. 

En esta 'Guía de compra', vamos a contarte los puntos más destacados de la versión tope de gama, al menos, en lo que al precio se refiere. Se trata de la conformada por el motor turbodiésel Blue dCi de 200 CV, con 2,0 litros de cilindrada, y el equipamiento Initiale Paris. 

En sus 4,85 metros de longitud, esta variante acoge siete plazas individuales, las dos últimas destinadas a niños por el espacio disponible y la posición de los asientos. Obviamente, el equipamiento de serie es el propio de un modelo Premium, al igual que la puesta a punto del chasis, con suspensión adaptativa y el fantástico sistema de dirección a las cuatro ruedas 4Control. 

Como no quiero adelantarte más información, te invito a que pinches en la flecha lateral de la imagen. Porque no todo el mundo aspira a comprarse un SUV...